El Cambio 6a parte

El Cambio
(La Transformación)
Qué es…
Por qué está sucediendo…
Cómo lo está afectando…
y
La Maestría de La Alquimia
Jim Self

 

Capítulo 4 ~~~

  • La Caja Tridimensional

Y Sus Estructuras

Forma

En primer lugar, la tercera dimensión no es la Tierra, las montañas, los ríos, la lámpara, la silla y las flores a nuestro alrededor. Estos son aspectos de la Forma. Densidad es lo que produce la Forma. La Forma tiene silueta, masa, textura y peso existiendo tanto en la tercera como en la cuarta dimensión.

La primera pieza útil, si bien no tan obvia es: nuestros pensamientos y nuestras emociones también contienen la Forma. Aunque no es visto como densidad física, pensamientos pesados y desagradables producirán una respuesta. Asimismo, pensamientos livianos, etéreos y hermosos producirán una respuesta o sensación muy diferente.

Por ejemplo, ¿Aceptó alguna vez la culpabilidad y opinión impuesta por otra persona que consideró incorrecto lo que usted había hecho, y en consecuencia, se encontró el resto del día caminando con una sensación de culpa pesada e incómoda? Esta carga o culpa es una Forma de Pensamiento. Su estado de ánimo, sus emociones y aún su salud física van a verse afectados por la manera en la cual usted decide observar y mantener esa Forma de Pensamiento. También determina su capacidad para crear, con éxito o no, su vida.

Pensamientos emocionalmente cargados y pesados se mantienen en la realidad tridimensional, mientras que Formas de Pensamiento livianas, etéreas y hermosas se conservan en la cuarta dimensión.

  • Tres Aspectos de La Tercera Dimensión

Exploremos las características encontradas dentro de la tercera dimensión. Recuerde, ésta es una caja que contiene una parte de su experiencia de vida.

Es muy útil entender “La Ley de Atracción” con el fin de comprender lo que está por ser dicho. Ahora, usted podría decir: “Pero yo ya sé todo sobre La Ley de Atracción. Sin embargo, creer saber sobre La Ley de Atracción y vivir La Ley de Atracción son dos experiencias muy distintas.

La Ley de Atracción dice: “Yo, El Universo, que te adora, te proporcionaré el foco de tu atención.” La Ley de Atracción es tan importante, que es la base de TODO lo que usted ha experimentado.

La Ley de Atracción no entiende las palabras. No entiende “por favor” o “gracias” en inglés, francés o en ningún otro idioma. La Ley de Atracción entiende el pensamiento y las vibraciones emocionales que usted mantenga, consciente o inconscientemente. La Ley de Atracción responderá de acuerdo a su creencia en que algo es o algo no es. Y si usted expande sus pensamientos con una carga de emoción, La Ley de Atracción le proveerá más de lo mismo en una manera más completa y rápida. Usted recibirá aquello sobre lo cual ponga su atención cargada de emoción. Garantizado absolutamente.

  • El tiempo en la tercera dimensión

A la mayor parte de la humanidad se le ha enseñado, y cree, que el tiempo es fijo y que el pasado, el presente y el futuro se mueven en forma lineal y después uno se muere. Aunque es la creencia generalmente aceptada, ésta no es correcta. En la tercera dimensión, el tiempo funciona como un ciclo que se repite. Se trata de un flujo de pensamientos y experiencias que nosotros etiquetamos como positivas o negativas. Nosotros acogemos estas experiencias anhelando que se repitan, o las resistimos deseando que no sucedan de nuevo. En pocas palabras, tomamos experiencias de nuestro pasado y las proyectamos hacia nuestro futuro y entonces entramos en esa experiencia en un momento-del-presente-futuro para revivirla en una forma, tamaño o color diferentes.

Permítame darle dos ejemplos. Primero, supongamos que me han dicho que si fuera a ser un abogado, un doctor, un maestro o un enfermero sería exitoso y feliz. Y yo accedo, a pesar de que adentro mío no tengo una buena sensación. Luego, pongo esa creencia frente a mí y la sigo hasta entrar en el futuro. Una creencia se proyecta hacia el futuro, pero raramente se vive en el momento presente.

En segundo lugar, y este ejemplo es quizás aún más importante, supongamos que tuve en algún momento una relación que fue lo mejor de lo mejor… hasta que lo dejó de ser. Mi amante me dejó, diciéndome que yo era una persona terrible, que nunca iba a tener éxito, que no era bueno y que no tenía nada que aportar a la relación. Me dolió. Me sentí rechazado y entré en un estado de profundo dolor. A pesar de tratar de superar esta experiencia, no pude ni descargarla, ni entender cómo podía ser yo una persona tan terrible. Finalmente, tomé la decisión de que yo estaba BIEN, por lo menos en la superficie, y de que nunca querría conocer a otra persona como ésta para no ser lastimado de nuevo. Así que le grito al Universo “Dios, nunca dejes que una experiencia como ésta me suceda de nuevo. Si una persona de este tipo se me acerca otra vez, por favor, avísame y muéstrame alertas para que no me lastimen de nuevo.

¿Puede ver cómo tomé una época mala de mi pasado y la coloqué en mi futuro y encima, para protegerme, le agregué una dosis de dolor, miedo y negación cargados emocionalmente? La Ley de Atracción no entiende las palabras NO, Deje de y Pare. Entiende solo nuestro foco de atención. Y porque el Universo y La Ley de Atracción me adoran, la pasión del Universo es la de satisfacer cada uno de mis pedidos, ¿adivine qué encontré en la puerta de entrada a la mañana siguiente… y la siguiente y la siguiente y la siguiente? Con cada paso que doy hacia el siguiente momento en el Tiempo Presente, vivo precisamente lo que pido a través de mis vibraciones. En otras palabras, si las vibraciones de mis pensamientos y emociones son negativas, obtengo exactamente aquello en lo que puse el foco de mi atención. “Te proveeré exactamente lo que pides” sonríe La Ley de Atracción.

Entonces, el tiempo tridimensional no es una estructura; sino que nos permite poner en práctica la creación de un conjunto nuevo de experiencias futuras basado en experiencias pasadas. En la tercera dimensión hay una pequeña ranura del tiempo presente que conocemos como Tiempo Presente Reaccionario. Por esta ranura ingresamos en el futuro que veníamos resistiendo, solo para encontrarnos en el Tiempo Presente reaccionando a lo que juramos no querer experimentar de nuevo. Es así como el tiempo funciona en la caja tridimensional. En la tercera dimensión, la opción no es una opción, porque la opción no existe en la tercera dimensión.

También incorporado en la estructura de la tercera dimensión, tenemos un mecanismo que nos puede facilitar cosas de manera significativa; un buffer o una demora en el tiempo. Esto nos da una oportunidad para reconsiderar las consecuencias de nuestras acciones, reacciones, de nuestros pensamientos y emociones antes de reaccionar y crear algo que haya que limpiar o por lo cual debamos disculparnos luego. Esta estructura integrada nos permite un momento de pausa durante el cual considerar nuestra acción. Sin embargo, este buffer de tiempo se va disolviendo durante el Cambio. Mucha gente está encontrando que ahora las cosas se están manifestando más rápido que nunca. Usted recibe lo que pide… en este momento… exactamente en la forma en que lo piensa.

(Continuará)

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo
y tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *