¿Desaprender?

Ahora se nos repite que es necesario “desaprender” lo aprendido.

No podemos negar que lo que hemos aprendido en cada momento de nuestra vida nos ha sido útil para nuestro avance. Pues incluso lo que vemos que nos hacía mucho daño, quizá era necesario experimentarlo para poder descartarlo más tarde como perjudicial para nosotros, y así poder buscar opciones que nos ayuden en nuestro avance.

Desaprender no significa dejar atrás todo lo aprendido y llenarnos de las nuevas tendencias, ideas y modas que ahora nos llegan por muchos medios.

Desaprender es simplemente ser conscientes de quedarnos con lo que a nosotros nos resuena, nos traiga paz, nos haga sentir bien con nosotros mismos. Sin depender de lo que opinan los demás, aunque a veces signifique salir de nuestra zona de confort y ver como se alejan de nosotros personas, situaciones… que siempre han estado a nuestro lado, dejando de apoyarnos en nuestro nuevo aprendizaje.

Lo que hace un tiempo nos era útil, en este momento quizá ya no nos valga, y lo que ahora damos como valido pasado un tiempo ya no nos sirva.

Desaprendamos lo necesario para dejar sitio a lo que realmente nos es útil para nuestra evolución, que aunque no seamos consciente varia instante a instante, momento a momento. Pues el momento en que escribo estas palabras ya no soy igual que al empezar el escrito.

Aprender – Desaprender, todo está relacionado. Para aprender hemos de tener espacio para dar cabida a nuevas sensaciones, y para desaprender hemos  de saber dejar ir creencias, sensaciones… que un día fueron validas pero ahora ya no nos sirven en nuestro avance personal.

No existe un aprendizaje fijo para cada persona, pues en esta experiencia cada uno tiene su propia evolución.

El único aprendizaje y desaprendizaje es el que nos dicta nuestro corazón, y nos permite ir encontrando más paz y equilibrio en nuestra vida.

Te invito a que leas, busques, mires, oigas… pero solo quédate con lo que resuena en tu corazón. Coge lo que te sirva, deshecha lo que no te sirva y en todo momento sigue tu criterio, pues lo que es útil en este momento para mí quizá no lo es para ti o viceversa.

Ya no es época de gurús, maestros y creencias universales, es momento de que cada uno nos responsabilicemos plenamente de nuestro proceso y no busquemos nuestra verdad en el exterior, ya que únicamente reside en nuestro interior.

Como siempre te invito a que leas, busques, mires… pero solo quédate con lo que resuena en tu corazón. Coge lo que te sirva, deshecha lo que no y en todo momento sigue tu criterio, pues lo que es útil en este momento para mí quizá no lo es para ti o viceversa.

Con todo mi Amor,
Mercè

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
 tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *