- Actualizando(*) a Mujeres y Hombres Parte 2 de 5

Actualizando(*) a Mujeres y Hombre: Condiciones Cambiantes
Segundo artículo de la serie
Por José L. Stevens
www.thepowerpath.com
4 de Enero 2018

 

En este artículo sobre el fenómeno de “YO TAMBIÉN” y todas sus ramificaciones voy a comenzar de manera convencional tal como lo hice en mi último artículo. Pero, como aquellos de ustedes que están familiarizados con mis escritos saben, no puedo limitarme a expresar la comprensión convencional. Poco a poco voy a sumergirme en las explicaciones menos convencionales de cómo funciona la vida, porque eso es mucho más interesante para mí, tal como espero que lo sea para Uds. Así que comenzaré este artículo convencionalmente pero no me quedaré allí. Para mí, las explicaciones superficiales de por qué ocurren los eventos simplemente no son muy interesantes y ciertamente no son muy satisfactorias. Las influencias metafísicas más profundas son bastante fascinantes y ciertamente pueden cambiar nuestra perspectiva de por qué las personas hacen lo que hacen.

El primer artículo de esta serie estableció los cimientos del cambio del matriarcado al patriarcado, la causa principal de la dominación de los hombres sobre las mujeres en el ámbito doméstico, en la religión y en el lugar de trabajo. Tan exitosa ha sido esta trifecta de influencias que muchas personas apenas notan las actitudes arraigadas que conducen a prejuicios y abusos contra las mujeres, incluso por parte de muchas mismas mujeres.

Varias condiciones están contribuyendo al desmantelamiento explosivo de todo el paradigma del patriarcado. En primer lugar, muy gradualmente las mujeres han luchado por y han hecho avances significativos en igualdad en los últimos doscientos años. Las mujeres lucharon por el voto en los Estados Unidos y en otros países y lo ganaron después de mucha lucha. La Segunda Guerra Mundial creó condiciones que requerían que millones de mujeres ingresaran a lugares de trabajo en roles tradicionalmente dominados u ocupados exclusivamente por hombres. Conducir camiones, soldar, trabajar en líneas de montaje, metalurgia, carpintería y una gran cantidad de puestos de trabajo estuvieron disponibles para las mujeres, y al final de la guerra esas puertas no se cerraron totalmente porque la gente se acostumbró a que las mujeres fueran competentes en una amplia variedad de roles. Las mujeres lograron avances en los campos de la educación superior y las profesiones y, poco a poco, la gente también se acostumbró a las mujeres profesionales. Muy lentamente, Hollywood comenzó a representar a las mujeres en otros roles, no sólo en los de subordinación domésticos. Aunque todavía queda mucho trabajo por hacer, las mujeres de todo el mundo han logrado avances en la alfabetización, lo que les permite ingresar a campos de periodismo, derecho, gobierno y similares. Incluso en países con poblaciones predominantemente musulmanas, las mujeres se convirtieron en jefas de estado. En los Estados Unidos, mujeres se han postulado para presidenta y vicepresidenta, rezagadas detrás de muchos países del mundo que han adoptado a mujeres como jefas de gobierno.

A medida que el nivel de vida ha subido y la tecnología ha hecho posibles grandes avances, los empleos de servicios tradicionalmente dominados por mujeres han aumentado en proporción a los empleos de trabajos forzados del pasado. Los montacargas conducidos por mujeres ahora ya no requieren que los hombres levanten y carguen todo a mano. Una mujer que trabaja con una computadora puede hacer el trabajo que hacían mil hombres hace solo cincuenta años.

Todos estos logros han aumentado la esperanza y la ambición en la población femenina. Las ganancias también han aumentado el nivel de frustración de que los cambios son demasiado lentos y demasiado limitados. Hay una desconexión cuando una mujer puede ver a otra mujer como directora de un gran estudio de cine y luego ver que las actrices todavía están sujetas a un “casting couch” (N. del T.: obtención de trabajo actoral a cambio de sexo). Eso es francamente extraño y se vuelve inaceptable hoy. En algunos países donde las mujeres han sido primera ministra, otras mujeres son asesinadas en matanzas familiares por honor. Esto también es una gran desconexión y una locura.

Además, después de todos estos años, las mujeres aún sufren enormes sanciones y acosos, especialmente en los trabajos de más baja categoría debido a la presencia de muchas almas bebés en estas industrias (nota: también hay almas más viejas en estas industrias). Las almas bebés son notoriamente temerosas del cambio y los hombres con almas bebé se sienten amenazados por la presencia de mujeres en la fuerza de trabajo. Son muy inseguros y se aferran a lo que les enseñaron en hogares, religiones y comunidades profundamente conservadoras acerca de lo que es ser un hombre. Esto no quiere decir que sean malvados o incluso dañinos. Están siendo fieles a la edad de su alma, al igual que un niño de dos años a veces hace berrinches. Las mujeres en la construcción, bomberas, policías, militares, en la minería, camioneras y en la industria pesada continúan siendo hostigadas, intimidadas y, a veces, sometidas a un sabotaje potencialmente mortal. Muchas se ven obligadas a renunciar por autopreservación.

Así que una tormenta de frustración e ira, así como el dolor del abuso personal se han acumulado hasta el punto en que todo el malestar ya no puede permanecer bajo tierra, a pesar de los intentos de silenciar a las mujeres que se quejan a través de abogados, amenazas y sobornos.

Ahora emparejen todo esto con grandes cambios en el mundo que no siempre son reconocidos por la población en general. Muchas profecías indígenas desde los mayas hasta los tibetanos han anunciado que estamos en un punto de cambio de paradigma exactamente ahora y que lo femenino está surgiendo para tomar su lugar de igualdad junto a lo masculino. Los tibetanos saben por ejemplo que su tiempo de liderazgo espiritual en este planeta está dándole paso al Nuevo Mundo, al occidente, específicamente a Sudamérica, en la región del lago Titicaca, bajo el símbolo del cóndor, un tótem altamente femenino.

Expertos calificados de diferentes sistemas astrológicos coinciden en que los tiempos ahora se están alejando del patriarcado y yendo hacia la igualdad de los sexos. Si bien estos factores son ampliamente descartados por la cultura dominante, casi nadie puede negar que lo que han dicho se está volviendo ahora realidad y bastante rápido. Los mayas predijeron que para el año 2072 el mundo será en gran parte irreconocible de cómo lo es hoy de una manera muy positiva si no nos resistimos demasiado. Pero primero hay batallas que deben librarse y guerras culturales por ganarse. El pueblo Ojibwe habla de su profecía del Séptimo Fuego, un tiempo que corresponde con el lugar en el que nos encontramos ahora en el planeta, un tiempo de elección entre las formas destructivas de un patriarcado divorciado al que hemos estado siguiendo o una forma creativa más unificada que incluye el honrar a la naturaleza y a la tierra. Estos son tan sólo unos muy pocos ejemplos de las muchas y variadas profecías que parecen converger en el presente y de lo que se necesita hacer para salvarnos de la destrucción.

A veces sólo se necesitan unos pocos granos de arena desplazándose en las alturas de una montaña para que se precipite una gran avalancha que cambia dramáticamente el paisaje cuesta abajo. Esto es lo que estamos presenciando ahora. La dirección del cambio es clara. Siempre hay un retroceso ante un cambio importante y eso es lo que estamos viendo y estaremos viendo en los presentes nombramientos de la administración estadounidense de prácticamente todos los hombres a puestos de autoridad.

Ahora, con todo lo dicho, veamos lo que podríamos llamar injusticia cuando se produce una revolución. Cuando las cabezas rodaban como resultado de la Revolución Francesa, pueden apostar que no todos los miembros de la realeza que fueron ejecutados eran culpables de reprimir a las masas. Sí, probablemente había algunas personas bastante inocentes en el lugar equivocado en el momento equivocado. Cuando las emociones se desatan y hay un poderoso flujo de energía, a veces no hay forma de detenerlo. Hay voces que dicen que se necesita discernimiento y que no todos los acusados de ser misóginos merecen ser arrojados bajo el autobús para así perder toda su carrera y reputación. Sin embargo, esas voces son en gran medida ahogadas y atacadas, porque la mayoría de las personas que apoyan la revolución no quieren verla detenida por las voces prudentes de la razón y la justicia. Hay mucho por ganar al dejar que la energía cambie el paisaje y demasiado para perder al preocuparse de que unos pocos hombres puedan ser jodidos en el proceso. Cuando explotas una represa habrá algún tipo de daño río abajo. Entonces, ¿cómo se mitiga o resuelve este problema?

El hecho es que estas cosas tienen una forma de resolverse a sí mismas con el tiempo. Después de que se liberan el estallido inicial de frustración y la energía reprimida, el tono febril comienza a disminuir y a resolverse por sí mismo. Pero primero, a riesgo de racionalizar, veamos algunos aspectos que pueden pasarse por alto. Desde una perspectiva chamánica no existen los accidentes y nada es lo que parece. En otras palabras, no deberíamos necesariamente aceptar las apariencias superficiales. De nuevo, desde una perspectiva más espiritual y shakespeariana, esta vida es una obra representada en un gran escenario y no es tan real como parece. Todo el mundo es un actor desempeñando un rol en los diversos dramas en los que participan los seres humanos. Estos actores se ofrecen como voluntarios para los roles que desempeñan, desde la humilde mucama de un motel hasta los altos jefes de estado.

Hay voluntarios que acuerdan hacer grandes sacrificios por la causa, por así decirlo. Esto no se hace a nivel de la personalidad. Esto se hace a nivel de la esencia y la personalidad puede sufrir y pagar un precio muy alto por lo que la esencia ha acordado hacer. Entonces hay algunos hombres que pagarán un precio al igual que ha habido muchas mujeres que pagaron un precio enorme.

Muchas personas, tanto hombres como mujeres, creen que “hay” una diferencia entre una violación violenta y alguien que intenta besar a una mujer bonita o a un hombre atractivo sin pedir permiso después de un par de tragos. Argumentarían que parece que hay órdenes de magnitud con respecto al comportamiento inapropiado. Hay un comportamiento grosero que debería recibir una reprimenda y hay un comportamiento criminal que debería causar que alguien sea retirado de la sociedad por un largo tiempo. Sin embargo, hay algunas personas más activistas a las que no les gustan estas distinciones y discuten en contra de ellas. El argumento más estricto es que debe haber una política de tolerancia cero para el comportamiento sexual inapropiado y que deben criticarse todos y cada uno de ellos. El problema es que esta puede ser una pendiente muy resbaladiza. Si bien puede transmitir el mensaje en voz alta y clara y puede asustar a la gente para que se comporte, puede llevarnos a un tipo diferente de supresión donde nadie se sienta cómodo con ninguna expresión sexual en absoluto. Ya hay muchos hombres que tienen miedo de tocar a sus hijos o ser cariñosos con ellos en público por temor a que se los malinterprete como un abusador de menores. Este es un resultado muy desafortunado. Podríamos argumentar que este es un pequeño precio a pagar por hacer que el mundo sea más seguro para las mujeres y los hombres, especialmente en el lugar de trabajo, pero la pregunta de qué se debe hacer sigue siendo enorme.

El rango de expresión sexual es grande y lo que a algunas personas les gusta, otros lo odian, entonces, ¿cómo creamos una norma de comportamiento público que funcione para todos? Eso tendrá que ser resuelto. Tal vez no es tan tonto sugerir que algún tipo de señal simple permita a las personas saber si están o no abiertas a la atención. La población homosexual ya lo hace hasta cierto punto.

Mientras tanto, hay algunos hombres que quedarán atrapados en la barrida y le harán el favor al todo el equipo debido a una deuda kármica. Estos son los que han acordado hacerlo a nivel de la esencia. Les guste o no, así es como es por el momento.

En el próximo artículo comenzaremos a profundizar en la cuestión de cómo las vidas pasadas y la madurez espiritual impactan en la cambiante dinámica actual.

Continúa…

(*) N. del T.: El título original es “Upgrading” que significa Actualización, Mejora, Ascensión, Modernización. En este contexto es una Mejora Evolutiva.

 © 2018 All rights reserved. www.thepowerpath.com

Traducción: Marcela Borean

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
 tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *