Mirar con el corazón

Intentamos en ocasiones ayudar a los demás (cosa que está bien). Pero no nos damos cuenta que a veces incluso hacer nuestro propio sendero puede ser una odisea…

Muchas veces (nuestro ego) nos hace creer que hemos llegado muy alto y de golpe… algo se rompe, un eslabón de la cadena se parte.

El mundo que “tu” habías formado se derrumba y te ves perdido/a, miras las manos y están vacías, miras a tu lado y la compañía que antes tenías no está, cualquier pérdida o duelo nos puede hacer sentir así…

Solo te queda “una vez más” mirar en tu corazón. Y allí está todo guardado ¡Nada se ha perdido!

Es entonces que comprendes que lo invisible, lo que no puedes ver con los ojos del cuerpo lo ves con el corazón.

Lo que no se puede comprar, lo más simple y sencillo es casi siempre lo más valioso y lo que te hace más feliz.

¡Eso es lo verdadero! ¡Es así como escuchas el canto de la vida en tu propio corazón! Resuena con las experiencias, con las alegrías, con las tristezas que cada cual tiene que experimentar.

Dicen que este mundo es un caos. ¡Bendito caos! Bien es cierto que no podemos programar la vida, no podemos atar a las personas, a los trabajos, a los hijos… todo es cambiante (eso es dualidad) (eso es tercera dimensión) donde todo es posible y nada es definitivo.

Tal vez la vida no sea un camino de rosas ¡pero es nuestra vida! la que nosotros (y solo nosotros) podemos conseguir, que sea la más bella de las creaciones con sus luces y sus sombras.

No siempre las cosas son como nosotros deseamos que sean, y que cuesta asimilar (tal vez el tiempo nos dará la clave) porque a veces no son lo que parecen y cuesta comprender… que la felicidad no es una recompensa.

Uno tiene que desear ser feliz, con lo que tiene y “aprender” a serlo aún cuando nada sea como se había imaginado.

¡Gracias¡

Chary Ramos Bobi

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
 tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *