Canalización de Gaia

Amados hijos e hijas

Mucho se ha dicho sobre los eclipses de Julio y Agosto, estos comentarios están basados en la matriz del miedo que es la forma antigua de observar las posiciones de los astros. La astrología tiene una antigua tradición donde la visión dual predomina y los arquetipos son vistos en su aspecto negativo que en realidad no se corresponde con la verdadera esencia de los planetas, pero eso esta cambiando afortunadamente.

Los eclipses son portales donde el tiempo galáctico se alinea con el tiempo terrestre, estos portales permiten que los nuevos códigos de luz lleguen a mi superficie de una manera mas intensa y se sincronicen con los cristales terrestres y afecten a todos los habitantes; sin embargo son emanaciones del Gran sol central que llegan de tal manera que se imprimen progresivamente en todos nosotros sin alteraciones mayores.

Cuando estos grandes cambios a nivel mundial o personal son mas intensos, es porque la resistencia interna del colectivo o de la persona produce esa energía de choque, no es en sí porque la energía sea fuerte es porque la oposición es fuerte.

Esta serie de eclipses son una emanación programada para traer a nosotros la forma más elevada del arquetipo del león y de la frecuencia acuariana, que es parte del ADN terrestre y que todos sienten de una u otra manera. Esto significa que muchos estarán abriendo su corazón y despertando en forma sorpresiva a partir de ahora.

La presencia del planeta Marte, que en uno de sus aspectos representa la energía masculina en su forma más primitiva, la de la guerra y la confrontación, pero que en su esencia representa el hombre noble y protector de la familia, va a fungir de guardián de este portal y será quien recibirá de primero estos nuevos códigos energéticos que se presentan como la elevación de la frecuencia de esta antigua energía. Muy pronto verán como sus hombres comienzan a despertar masivamente como nunca antes. Un nuevo balance en las energías masculinas y femeninas se presenta.

Esta trilogía de eclipses cierra el período que comenzó hace 19 años cuando se dio el eclipse total de sol que se dio sobre París la ciudad de luz en el año 1999, que para los antiguos ancestros Mayas representaba el comienzo de una nueva era de luz y el final de la oscuridad. Porque 19 años es un 10 y es un 1, el comienzo de un nuevo ciclo terrestre.

La nueva frecuencia que traen estos eclipses permitirá la energía limpia se restablezca, esto no es algo inmediato, pero la reflexión sobre el excesivo calor que este verano ha traído el Sol al hemisferio Norte también lleva a una revisión sobre las emisiones del mineral fósil que hasta ahora ha regido esta era.

Por esto les pido que no se hagan eco de las predicciones negativas, estas forman parte de la dominación que las fuerzas de la oscuridad han usado para dominar emocionalmente a los habitantes de este mundo. Los invito a que se conecten con la red cristalina que une los cristales internos con la red de consciencia cristal que me rodea y que finalmente es la que recibirá los códigos y frecuencia que traerán paulatinamente el cambio de era.

La recomendación más importante es el de mantener una frecuencia alta, el corazón vibrante y una actitud positiva, de mansedumbre y benevolencia.

Me despido enviándoles mi amor incondicional y bendiciones verde esmeralda

Gaia
www.portalterraluz.com

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *