¿Qué es OM y por qué cantarlo?

OM es una sílaba poderosa y fundamental que proviene del hinduismo y que se ha popularizado hoy en día en todo Occidente como el símbolo de la mente en calma a la que se llega a través de la Meditación.

En realidad, su función y significado van mucho más allá. OM es el Sonido Primordial del Universo, en el hinduismo significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual.

Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sea música o lenguaje: “Patanjali, el mejor y más grande exponente del yoga, habla de Dios como el real Sonido Cósmico de OM que se escucha en la Meditación. OM es el Verbo Creador, el sonido del Motor Vibratorio, el testigo de la Divina Presencia.”(Autobiografía de un Yogui, Paramahansa Yogananda).

En la Biblia también encontramos referencia a esa Vibración Original:“En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.(…) Todo se hizo por ella (la Palabra u OM) y sin ella no se hizo nada” (San Juan 1:1-3). La vibración está en el origen de todo lo que Es y el origen de todo lo que Es está representado por este sonido OM.

De OM se podría decir que es lo que los científicos han denominado la teoría del Big Bang muchos siglos después de que los Vedas ya nos hablaran de ello en sus escritos. El sonido es la primera manifestación de todo y OM es el primer sonido a partir del cual se desarrolló toda la creación. La existencia deviene de la vibración, que en su mayor o menor densificación forma las cosas. OM es sonido y el sonido OM ordena la energía, es la fuente, el sostén y la fuerza. Es el aliento vital en cada ser.

En los Upanishad (libros sagrados hinduistas) se dice que todo, lo que existe y lo que no, puede ser controlado al pronunciar la sílaba sagrada. OM es también la forma sonora del atman (alma o dios) y la representación del Trimurti (‘tres formas’) de Brahma, Vishnu y Shiva.

En Sánscrito, el significado de OM es avati o rakṣati. Rakṣati significa “quien protege o sostiene”. El símbolo que representa a la sílaba OM, tan conocido y utilizado, es el símbolo del conocimiento espiritual y en su composición contiene distintos estados del ser:

Como símbolo escrito, el OM representa:

  • El estado de despertar, donde la mente está activa, percibiendo el mundo material.
  • El estado trascendental de consciencia pura, de conexión y de paz y felicidad suprema.
  • El velo de Maya, ese estado de ignorancia e ilusión que nos mantiene alejados de quiénes realmente somos.
  • El estado de vigilia, donde se está dormido pero los sentidos están activos.
  • El estado de sueño profundo donde estamos completamente inconscientes de todo.

Patanjali afirma que el Símbolo OM es el camino directo hacia uno mismo, hacia la parte más profunda de cada uno.

En India es muy común ver la representación de este símbolo no solo en los templos sino también en las casas, comercios, restaurantes, etc; y es usado para armonizar las energías. En el mundo occidental también se hace cada vez más presente. Pero más allá de seguir una “moda”, el OM nos mueve a sintonizar con uno de los símbolos más sagrados que existen, según el hinduismo.

¿Dónde radica el secreto de la utilización del OM?

Digamos que consiste en algo tan sencillo como emplearlo desde el corazón. Para ello, además de adentrarnos en el conocimiento de su escritura, debemos conocer cómo se pronuncia correctamente. Si al principio no te sale bien, ¡no pasa nada! Lo que vale es solamente tu intención.

AUM se compone de cuatro elementos: A, U, M, y el cuarto elemento, que es el silencio

El OM consiste en A+U+M. La A y la U en sánscrito cuando se unen suenan O, y por tanto A, U, M producen el sonido OM.

  • El primer sonido es A, que se pronuncia como una prolongada “AH”. El sonido se inicia en la parte posterior de la garganta. Al pronunciarlo, podrás sentir tu plexo solar y el pecho vibrando.– El segundo sonido es la U, que se pronuncia como una prolongada “oo”. El sonido transfiere suavemente la vibración a la parte trasera de la boca, pudiendo sentir esta vibración también en la garganta.
  • El tercer elemento es M, y se pronuncia como una prolongada “mmmm” con los dientes delanteros tocando suavemente. La vibración se siente ahora en la boca y en toda la cabeza.
  • El último elemento es el silencio profundo del Infinito. Al pronunciarlo hace cerrar los labios, que es como cerrar la puerta del mundo exterior y volcarnos hacia dentro de nosotros mismos.

Simbólicamente, las tres letras encarnan la energía divina (Shakti) y sus 3 aspectos elementales: creación (Bhrahma Shakti), preservación (Vishnu Shakti) y liberación (Shiva Shakti).

Desde el punto de vista del Vedanta, “A” representa el material grueso del universo, el cual es absorbido en estado de vigilia. “U” representa el plano astral y el estado de sueño. “M” representa la experiencia que yace sobre y más allá de la mente y el estado de sueño profundo.

El Apocalipsis 3:14 dice: “ Así habla el Amén, el Testigo fiel y veraz, el Principio de la Creación de Dios”. El OM de los Vedas se transformó en la palabra sagrada Amín de los musulmanes, el Hum de los Tibetanos y el Amén de los egipcios, griegos, romanos, judíos y cristianos (en hebreo Amén significa fiel, seguro).

Edición:  Romina Medina – Profesora de Hatha Yoga Dinámico.
Fuentes:
https://eltemplodelameditacion.com/2013/10/13/el-significado-de-la-silaba-sagrada-om-2/
https://yogaesmas.com/que-es-om/http://www.miencuentroconmigo.com.ar/articulo/que-es-om-y-por-que-cantarlo/

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *