¿Qué edad tengo?

Al observar el funcionamiento de mi psicología y el movimiento de mi energía, me doy cuenta de que la edad puede ser, simplemente, una etiqueta más.

¿Para qué?

Para justificarme, limitarme y en última instancia, victimizarme.

¿Por qué?

Por miedo a perder la forma y llegar a ser un “desastre humano”, un mamarracho sin fundamentos de existencia. Una vez más, el miedo tiene que ver con no pertenecer, con ser desterrado de la comunidad humana, de su civilización y cultura.

¿Qué más da lo que piensen los demás, si en definitiva ellos son el reflejo de mis propios miedos?

¿Por qué culpar al “Sistema”, si en realidad, no hay nadie que quede fuera de “él”?

¿Qué voy a agregarle a la ecuación hoy? ¿Amor o miedo?

Para mí, amar tiene que ver con decir la verdad, al menos en esta faceta de comunicar.

Entonces, si soy sincero y digo la verdad, siento que pertenezco a todas las franjas etarias.

Me siento un NIÑO: por la inocencia, el juego, la risa, la sorpresa, la sensación de desprotección, la dependencia y la manipulación.

Me siento un ADOLESCENTE: por la irreverencia, la sexualidad, la confusión, la locura y las ganas de cambiar el mundo.

 Me siento un ADULTO: por la decisión de hacerme cien por ciento responsable de mi vida, la fuerza, la tenacidad, la seriedad y el aburrimiento.

Me siento un ADULTO MAYOR: por la sabiduría, la capacidad de reflexionar y observar desde la distancia y el desapego, la disposición a amar el mundo tal como es, la paciencia y el cansancio.

Ignacio Asención

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *