11 beneficios del Jengibre y sus propiedades medicinales

En los últimos años se escucha mucho hablar sobre los beneficios del jengibre y su uso tanto en medicina natural, como en la cocina.

Pero, a pesar de este boom, esta planta se ha venido utilizando en su lugar de origen, el continente asiático, prácticamente desde que el hombre es hombre, ya que su lista de propiedades es realmente extensa, especialmente si nos referimos a la mejora que su ingesta diaria o de forma regular, aporta a nuestra salud.

Características de esta planta

De esta planta, que suele medir entorno al metro de altura, se emplea la raíz (lo que se conoce como el rizoma), que no es otra cosa que un tubérculo de forma ancha, cuyo color por fuera es blanquecino y por dentro, amarillento.

El sabor del mismo es picante, además de ser una planta muy aromática, que le da un toque exótico a los platos de gastronomía en los que se emplea, pero también al paladar cuando se toma en forma de infusión.

En el rizoma del jengibre se caracteriza por ser rico en:

– Fibra

– Vitamina C

– Minerales como el aluminio, boro, manganeso, fósforo, silicio, zinc, cromo o cobalto.

– Curcumina

– Hidratos de carbono

– Gingerole, que aportan a nuestro organismo propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antioxidantes, cardiotónicas o hipertensoras y sedativas, entre otras.

Beneficios del jengibre y su uso en la medicina natural

Como ya hemos comentado, esta planta es empleada tanto en cocina como en medicina, pero nosotros queremos centrarnos en este segundo uso, pues el listado de beneficios que aporta a nuestra salud de manera natural, es muy larga, lo que la convierte en una planta que todo el mundo debería tener en casa y emplear para paliar casos tales como:

– Diarreas: gracias a sus propiedades antibacterianas, que nos ayudan a combatir los microorganismos infecciones que son los causantes de los problemas intestinales en los seres humanos.

Se ha demostrado que su uso, siempre en la medida justa, es también bueno para los niños y para tratar gastroenteritis, así como algunas intoxicaciones alimentarias de forma natural y agradable.

– Mal aliento y boca seca: al ser un buen remedio para poner en orden nuestro sistema digestivo, cuyo mal funcionamiento es el responsable del mal aliento, tomar una infusión de jengibre 2 o 3 veces al día mejorará este problema.

Además, también refresca la boca y aumenta la salivación cuando la tenemos reseca, por lo que, en verano, por ejemplo, puede ser una buena infusión, que podemos consumir fría o caliente.

– Gastritis: si antes hablábamos de las diarreas y de la gastroenteritis, el jengibre también ayuda a neutralizar las bacterias que producen este tipo de problemas, así como aquellas que, como consecuencia, nos producen úlceras de estómago.

– Enfermedades del corazón: numerosos estudios científicos han demostrado que el jengibre cuenta con propiedades que podrían hacer disminuir las anginas de pecho o ataques cardíacos, constituyendo un complemento natural a los tratamientos de la medicina convencional.

– Náuseas, vómitos y mareos: gracias a las enzimas que contiene esta planta. De hecho, ya en el siglo V se empleaba la misma para evitar el conocido como ‘mal de mar’ en los viajes que los marineros realizan cuando salían a faenar.

– Tos y gripe: las propiedades de esta planta ayudan a suavizar la garganta, al actuar como antiinflamatorio natural, además de reducir los síntomas de la gripe, por sus propiedades analgésicas naturales.

– Acelera el metabolismo: También ayuda a acelerar el metabolismo, de manera que es un complemento ideal por si necesitamos perder peso.

– Calma los dolores menstruales: Para aquellas mujeres que sufren de dolores en los ovarios, es altamente importante tomar jengibre líquido, es el único remedio natural que no presenta efectos secundarios significativos.

– Previene el cáncer de colon: Las propiedades de los gingeroles son beneficiosos para prevenir el cáncer de colon.

– Sus efectos parecen inhibir el crecimiento de las células cancerígenas en esta zona.

– Refuerza las defensas: El jengibre tiene tremendos beneficios para el sistema inmunológico, así que ayuda a hacer que resfriados y gripes agudas se desarrollen.

– Tratamiento dermatológico: La raíz del jengibre puede aplicarse directamente sobre la piel, y combate efectivamente heridas leves y quemaduras si se ha padecido una insolación.

– Otros usos para los que se emplea la infusión de jengibre son también: el alivio de dolores musculares o artritis, desinflamar el estómago, terminar con las flatulencias, o mejorar el estado de ánimo de la persona que toma de 2 a 3 tazas al día de esta infusión que, por lo general, se suele encontrar o en polvo o en trocitos pequeños, una vez pelada la raíz de la planta.

Contraindicaciones del consumo de jengibre

En este caso y aunque no son numerosos, también viene bien tenerlos en cuenta, especialmente en ciertos colectivos de personas, que podrían ser más sensibles a los mismos.

Así las cosas, el uso del jengibre como infusión o parte de su alimentación diaria no se recomienda en personas que:

– Sufren de cálculos renales.

– Tienen hipertensión.

– Personas que tienen aftas en la boca, ya que podría irritar las mismas.

– Si se está tomando algún tipo de fitoterapia que contenga plantas como el gynko, salvia, clavo, angélica, ajo o ginseng, es mejor no tomarlo o preguntarle al especialista, debido a su efecto anticoagulante.

– Durante el embarazo o la lactancia: también se recomienda consultar al médico o ginecólogo, ya que podría interferir en el ciclo hormonal del feto.

Un poco de historia sobre el jengibre

La historia del jengibre es cuanto menos, curiosa. Si bien su procedencia es, como decíamos, originaria del continente asiático, hoy en día se cultiva en diferentes lugares del planeta donde el clima sea cálido.

Pero no es ese el aspecto curioso de esta planta cuyo nombre científico responde al de Zingiber Officinale Roscoe, sino la rápido expansión que tuvo la misma siglos atrás, cuando los medios de comunicación eran muy básicos y principalmente locales y los transportes eran muy rudimentarios.

A pesar de ello, el jengibre se hizo conocido de una punta a otra del Planeta, comenzando por Asia, para terminar en tierras americanas.

Para ello, primero recorrió miles de kilómetros a lomos de camellos que la transportaron a China o India, donde se le consideraba como el mejor remedio para aliviar problemas digestivos.

Más tarde llegaría hasta los imperios griegos y romanos, donde el jengibre fue, principalmente, utilizado como condimento para dar sabor a ciertas comida.

Sin embargo, tras la caída del Imperio Romano, su uso se perdería y no fue recuperado hasta que Marco Polo viajó al continente asiático, donde su uso se volvió a expander para llegar hasta lugares como Inglaterra, donde se comenzaría a utilizar el jengibre a modo de  y también como mermelada.

En nuestro país también se empleó en las antiguas boticas para su uso en medicina natural.

En este trasiego de tiempo, también alcanzaría el continente americano, donde, especialmente en el sur, se ha empleado a modo de condimento en la comida, pero también como remedio natural para tratar diferentes males.

Hoy en día, el mayor productor de esta planta es Jamaica, aunque también hay otros lugares de referencia donde se cultiva de forma especial como: China, Tailanda, Nepal, India, Nigeria, Sri Lanka, Bangladesh o Filipinas.

https://triskelate.com/11-beneficios-del-jengibre-y-sus-propiedades-medicinales

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *