Conversación entre dos bebés en el vientre de una mamá

En el vientre de una mamá había dos bebés. Uno preguntó al otro:

– “¿Tú crees en la vida después del parto?”

– El otro respondió: “Claro que sí. Tiene que haber algo después del parto. Tal vez estamos aquí para prepararnos para lo que vendrá más tarde”.

– “Tonterías”, dice el primero. “No hay vida después del parto. ¿Qué clase de vida sería esta?”

– El segundo dice: “No lo sé, pero habrá más luz que la hay aquí. Tal vez podremos caminar con nuestras propias piernas y comer con nuestras bocas. Tal vez tendremos otros sentidos, que no podemos entender ahora.”

– El primero contestó: “Eso es absurdo. Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? ¡Ridículo! El cordón umbilical nos nutre y nos da todo lo demás que necesitamos. El cordón umbilical es demasiado corto. La vida después del parto es imposible.”

– El segundo insistió: “Bueno, yo pienso que hay algo y tal vez sea diferente de lo que hay aquí. Tal vez ya no necesitemos de este tubo físico.”

– El primero contestó: “Tonterías, además, de haber realmente vida después del parto, entonces ¿por qué nadie jamás regreso de allá? El parto es el fin de la vida y en el pos parto no hay nada más allá de lo oscuro, silencio y olvido. Él no nos llevará a ningún lugar.”

– Bueno, “yo no lo sé”, dice el segundo “pero con seguridad vamos a encontrarnos con Mamá y ella nos cuidará.”

– El primero respondió: “Mamá, ¿tu realmente crees en Mamá? Eso es ridículo. Si Mamá existe, entonces, ¿dónde está ella ahora?”

– El segundo dice: “Ella está alrededor nuestro. Estamos cercados por ella. De ella, nosotros somos. Es en ella que vivimos. Sin Ella, este mundo no sería y no podría existir.”

– Dice el primero: “Bueno, yo no puedo verla, entonces, es lógico que ella no existe.”

– El segundo le responde a eso: “A veces, cuando tú estás en silencio, si te concentras y realmente escuchas, tú podrás percibir su presencia y escuchar su voz amorosa allá arriba.”

Así es como Útmutató a Léleknek, escritor húngaro, explicó la existencia de Dios.
https://www.facebook.com/feli.sampedro

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín

Un Comentario
  1. Es genial.
    Hay que ver como la mente nos pone límites y nos mantiene en un molde de racionalidad que no nos deja ver más allá.
    Cuanta sabiduría hay en estas palabras, y cuantas veces hemos caído en nuestra propia trampa de la mente racional!!!
    Abrirse a la intuición, a lo desconocido y no tener miedo de lo que no conocemos, no podemos ver o tocar, es abrir nuestra mente y sincronizarla con nuestro Ser y lanzarse a sentir y a vibrar cosas nuevas.
    Para tener lo necesario y constructivo en nuestra existencia, hay que ir en búsqueda de lo innecesario y salir del molde.
    Sàndal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *