¿Personas tóxicas?

Para mí, todo lo que me sucede en esta vida es un aprendizaje. Por este motivo en mi vida no existen “personas tóxicas” sino Maestros.

Las personas que podríamos denominar tóxicas no son más que personas que en algún momento nos lo ponen difícil para que reaccionemos delante de una situación, relación… que nos perjudica de algún modo.

Al tener que reaccionar, nos obliga a cambiar o modificar algo en nuestra vida. A veces nos obliga a  apartarnos de personas o situaciones que no nos dejan avanzar, o a tener un nuevo enfoque o perspectiva de una situación, persona… o de nosotros mismos. Ya que muchas veces las otras personas son un espejo de nuestro interior.

Es bueno ver que estas personas nos dan la oportunidad de avanzar en nuestro camino apartándonos de lo que nos perjudica. Muchas veces nos obligan a ser conscientes de cosas que nos incomodaban y nos hacían sentir mal y no sabíamos por qué pasaba.

Al ser conscientes es el momento de actuar y decidir lo que es mejor para nuestro bien.

Quizá debamos apartarnos de este tipo de personas y relacionarnos con las que sean más afines a nosotros. Debemos hacerlo con el máximo respeto y aceptar que cada persona actúa según sus propias experiencias y lo que hace no es peor ni mejor que lo que podamos hacer nosotros, simplemente diferente. Y de la misma forma que nos gustaría que nos respetasen a nosotros, hemos de respetar a los demás. Y si nos apartamos, nunca con rencor, si no simplemente deseando que encuentren lo que en realidad deseen. Dejar volar, invitar a irse, retirarse… pero siempre con todo nuestro Amor. Es la única forma de apartarnos definitivamente, si no seguiríamos llevando el peso del sufrimiento que nos ha causado y esto nos privará avanzar.

Quizá estas personas que mucha gente nos invita a llamar tóxicas solo nos hacen ver actitudes, formas de ser… que nosotros inconscientemente también tenemos y no nos gusta. Y aquí nos puede resultar más difícil darnos cuenta. Pero si deseamos realmente descubrir por qué diríamos que una persona es tóxica, veremos el motivo y esto nos tiene que ayudar a mejorar en nuestra vida siempre para nuestro bien, cambiando actitudes, formas de pensar…

En los dos casos implica un trabajo interior por nuestra parte, no culpar a nadie por lo que nos pasa y hacernos responsables de nuestras acciones.

Podemos ver que siempre la actitud de estas personas mal llamadas tóxicas es una invitación a mejorar nuestra vida, por este motivo creo que es un regalo encontrarnos a personas tóxicas porque nos obligan a tomar decisiones que a veces de otro modo no las tomaríamos y no avanzaríamos en nuestro camino.

Y es un regalo que lleva una enseñanza implícita como un Maestro cuando se dirige a sus alumnos.

Con esta reflexión os invito a cambiar el concepto de “persona tóxica” por Maestros que nos indican qué cosas hemos de trabajar para ir reencontrando poco a poco esta Paz y equilibrio interior que todos estamos buscando.

Como siempre te invito a que leas, busques, mires… pero solo quédate con lo que resuena en tu corazón. Coge lo que te sirva, deshecha lo que no y en todo momento sigue tu criterio, pues lo que es útil en este momento para mí quizá no lo es para ti o viceversa.

Con todo mi Amor,
Mercè

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
 tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *