Entrevista a DONALD WALSCH, autor de “Conversaciones con Dios”

“EL CORRECTO ENTENDIMIENTO DEL SER HUMANO SOBRE LA VIDA Y
SOBRE DIOS PODRÁ CAMBIAR TODAS LAS COSAS”

Neale Donald Walsch. Este mensajero espiritual contemporáneo ha movido profundamente los paradigmas filosóficos y teológicos de nuestro planeta. Lo que comenzó como un juego agridulce se convirtió en una experiencia extraordinaria que su autor quiso hacernos llegar. Creyó que lo ocurrido debía ser compartido; así que casi tres años después veía la luz “Conversaciones con Dios”1, 2, 3. Todo aquello que no comprendía resultó esclarecedor tras su experiencia y, bajo la desesperación y la soledad a la que había llegado después de los duros golpes del destino, su alma despertaba a la comprensión: “Sólo si eres muy cerrado de mente debes sufrir para poder escuchar a Dios. En mi caso fue necesario todo ese padecimiento, antes de poder comunicarme con Él.”

Donald Walsch es autor de quince libros sobre espiritualidad, pero fue la trilogía de “Conversaciones con Dios” la que le dio a conocer gracias a que estuvo en la lista de best sellers del New York Times por más de dos años.

Walsch junto con su esposa Nancy formaron la Fundación Internacional “Equipo para la Humanidad”, una fundación no lucrativa dedicada al crecimiento personal y a la comprensión espiritual. Con el fin de lograr que los seres humanos tengan un reencuentro consigo mismo, el escritor y filósofo comenzó por todo el mundo y también en España en abril de 2004, que fue cuando le conocí, un ciclo de conferencias y talleres para difundir los mensajes contenidos en sus libros, que ya han sido traducidos a más de 20 idiomas.

El trabajo de Neale lo ha llevado a recorrer desde los escalones de Macchu Picchu en Perú hasta los santuarios Sintoístas en Japón; de la plaza Roja en Moscú hasta la plaza de San Pedro en el Vaticano, Tiananmen en China e innumerables lugares en Sudáfrica, Noruega, Croacia, Países Bajos y Corea.

Desde que en 1992 decidiera escribirle una carta a Dios, cansado de su azarosa vida, las respuestas fluyeron a su mente ininterrumpidamente dando como fruto, además de la trilogía CCD, otros dos libros de epístolas con una buena acogida: Amistad con Dios y Comunión con Dios; además de sus últimos libros: El Dios del mañana, Lo que Dios quiere y En casa con Dios: en una vida que nunca terminará.

Comenzamos la entrevista tras esta reflexión inicial de Donald: “Deben dejar de ver a Dios como separado de Uds. Y a Uds. Como separados de los demás, no existe nada en el universo que esté separado, todo está intrínsecamente en contacto, todo es interdependiente de manera irrevocable e interactiva, entrelazando en la estructura de todo lo que existe.”

DIOS, YO, EL MUNDO

– ¿Es posible que “reine la paz en el mundo” algún día?

– Lo que el mundo necesita no es una fuerza que mantenga la paz sino una fuerza que instaure la paz. ¿Cómo puede haber paz externa en el mundo si uno no está en paz consigo mismo? El cambio es interior. Al menos que cada uno cambie radicalmente no habrá paz en la tierra.

– ¿A quién habla Dios?

– En una ocasión me contestó “Hablo a todo el mundo. Constantemente. La cuestión no es a quién hablo, sino quién me escucha.” “Dios habla con todo el mundo, constantemente. Habla con cada uno de nosotros cada momento de cada día” “A Dios lo puedes ver mirando fijamente los ojos de cualquier persona.”

El método de trabajar mediante escritura automática con plena consciencia está sometido a muchas objeciones. Puede considerarse como una emanación de la mente inconsciente. Estamos lejos todavía de comprender el proceso. Se ha especulado con la posible existencia de un reducto mental de difícil acceso donde se depositen impulsos y recuerdos no deseados, una especie de canal por donde el conocimiento espiritual se filtra a la conciencia. Pero este último dato está muy claro para Donald Walsch: “No hay diferencia entre que me hable Dios o mi propio inconsciente”.

En la historia de la humanidad abundan obras inspiradas por ángeles o dioses.

Los libros sagrados de todas las religiones son, en su mayoría, comunicaciones dictadas por entidades superiores. En el Antiguo Egipto, el dios Thot era el escriba de los dioses, recogía sus hazañas y sus dictados. Los antiquísimos Vedas de la India forman parte de escritos llamados shrutti, inspirados por un origen divino. En la vieja Persia, el libro sagrado del Zoroastrismo, el Zend Avesta (palabra viva) fue inspirado por el Espíritu Supremo del Bien a su profeta Zaratustra. Los famosos libros sibilinos del mundo romano cuyas profecías fueron dictadas por las divinidades a la célebre Sibila, hasta la misma Biblia, en la cual los profetas consignaron los mensajes de Yahvé, y Mahoma profeta de Alá y escriba del arcángel Gabriel, recibió de este último, a lo largo de veinte años, la revelación coránica.

Algunos escritores se han dejado seducir por el fenómeno de la escritura automática y así tenemos a Oscar Wilde, quién admitió recurrir con frecuencia a este método, o William Blake, el poeta que en el prefacio de su obra Jerusalén aseguró que el trabajo le había “sido dictado”.

Muchos canalizadores describen los momentos previos al instante en que se establece la comunicación como una sensación de gran vacío sobre el cual acuden las palabras, de tal forma que cuando comienza una frase, nunca se sabe cómo terminará, ni su sentido exacto. En ese estado de consciencia en el que se libraba de todo obstáculo socio-cultural y control ejercido por la razón, Walsch se dejaba llevar, vaciaba su mente y no oponía resistencia: “… cuando hube garabateado toda mi amargura, mis preguntas sin respuesta, y me disponía a dejar la pluma, mi mano se quedó suspendida en el papel, como si la sostuviera una fuerza invisible. De repente, la pluma empezó a moverse por sí misma. No sabía en absoluto lo que estaba a punto de escribir, pero parecía que iba a acudir una idea, de modo que decidí dejarme llevar.” “Sin que yo lo supiera, había empezado una conversación (…) y, más que escribir por mi cuenta, estaba escribiendo al dictado. Ese dictado duró tres años, y durante ese tiempo no tenía la menor idea de cómo acabaría.”

– Su Dios no castiga como Zeus, ni exige venganza como Jehová, ni atormenta a los hombres con la culpa como Cristo – Lo que pretendemos hacer es librar a la Sociedad de sus creencias en un Dios violento y castigador creyendo en este tipo de Dios vengador y violento nos vamos a comportar de la misma manera; de forma violenta y vengadora.

– ¿Por qué negamos a Dios a pesar –según Vd.- de tener experiencias que nos prueban su existencia?

– Nuestra mente lo negará pero nuestro corazón no. Si estamos en nuestro corazón no negaremos a Dios, no podemos negarlo es imposible. Las religiones hacen un mal servicio hacia la idea de Dios.

Debemos propagar la nueva espiritualidad. Hemos sido enseñados a negar todo lo que Dios es y dice. La religión nos ha enseñado que estamos separados de Dios, estamos separados de la vida y de Dios, que estamos separados de nosotros mismos, pero no es así. No estamos separados. Fuimos enseñados desde pequeños que no somos lo suficientemente buenos para Dios, pero sabemos que somos mejores. Siempre negamos lo bueno de Dios, la obra de Dios… esa es la razón por la que lo negamos. Nadie niega a Dios si cree en un Dios de amor.

– A su entender, ¿en qué consiste el libre albedrío?

– El hombre tiene siempre la libertad de crear todo lo que quiera y eso es el regalo más grande que Dios nos ha dado. Si nos limitara en lo que podríamos crear en nuestras vidas, no estaríamos experimentando todo lo que podemos experimentar y estaría dándonos órdenes en lugar de dejarnos vivir nuestras propias vidas. Nuestra meta en la vida es experimentarnos a nosotros mismos como queremos ser de verdad.

– ¿Por qué permite el sufrimiento?

– La solución del sufrimiento está no tanto en el comportamiento sino en la actitud.

En ocasiones nos ponemos metas difíciles de alcanzar, por ello sufrimos y hacemos sufrir a los demás. El sufrimiento siempre ha venido de las creencias, por este motivo el equipo para la humanidad pretende cambiar las creencias para poder cambiar la experiencia del sufrimiento en la Tierra.

Estamos muy enraizados con el sufrimiento con nuestro cuerpo, con nuestros pensamientos y eso nos hace difícil separar y delimitar esa comprensión. Estamos dormidos. Tenemos que tener la firme creencia de que es posible despertar. La Humanidad está ahora en proceso de despertar. No debemos preguntarnos cuándo sino cómo, y lo que es necesario para que despertemos. ¿Qué hace falta para que despierte la humanidad? Ésa es la pregunta que debemos formularnos.

– Es decir, puesto que no podemos cambiar el acontecimiento externo, debemos cambiar la experiencia interna.

– Sí, ésa es la llave maestra de la vida.

– Y ¿cuál es el propósito último de esta vida?

– El propósito de la vida es el propósito de nuestra alma: realizarse plenamente ella misma a través del cuerpo; llegar a ser la encarnación de todo lo que realmente es. No hemos venido a esta vida a aprender nada; sólo tenemos que manifestar lo que ya sabemos. Debemos justificar la vida dotándola de objetivo.

Hacerla sagrada.

– A su juicio, ¿cuál cree que es el error fundamental que está cometiendo la humanidad?

– Está muy equivocado el mundo en creer que sabe todo lo que hay que saber de Dios y la vida. ¿Si sabemos todo lo que hace falta saber por qué nos encontramos en el mundo actual? Si ves que el mundo de tu alrededor no es el mundo que quieres, si tu vida no es la que quieres tener y no tienes felicidad, hay que escuchar a Dios. La única verdad es admitir que hay algo que no sabes y cuando lo sepas cambiarlo. ¿Por qué sufre la gente? ¿Por qué se están matando unos a otros? ¿Por qué estamos en el filo de la destrucción? Quizá haya algo que no sepamos y debamos entender.

“Si yo tengo la idea de que hay suficiencia en el mundo habrá suficiencia en el mundo; si tengo la idea de que hay amor en el mundo habrá amor en el mundo. Yo pregunté a Dios: ¿Qué está pasando? Y Dios dijo: “Aunque tu tengas esta conciencia no es suficiente, hay que cambiar la conciencia del planeta”.  Una vez has cambiado tu conciencia has de dar el siguiente paso de cambiar la conciencia global, trabajar para cambiar la sociedad. Existe un largo cambio por recorrer pero podemos hacer que este viaje sea corto, si hay paz y amor.

– Y las almas gemelas…

– Al igual que cuando nos encontramos con Dios lo negamos, también puede pasar que tengamos a nuestra alma gemela delante y la niegues. Mira a las personas a los ojos y traspásala con la mirada, es lo mismo que debemos hacer con Dios. Si permanecemos alerta veremos a cada una de las demás personas.

– En sus libros los sentimientos del temor y el amor vienen remarcados con mayúsculas

– El temor existe en cuanto se abre la posibilidad de la pérdida. Cuando no hay nada que perder puedes tomar todo lo que tú sientes de mí.

Dios me dijo en una ocasión: “… sentís vuestro temor, debido a vuestra decisión de dudar de Dios.” (…) Todos los actos humanos están motivados, a su nivel más profundo, por una de estas dos emociones: el temor o el amor”. (…) Todo pensamiento humano, toda acción humana, se basa o bien en el amor, o bien en el temor. No existe ninguna otra motivación humana y todas las demás ideas no son sino derivados de estas dos. Son simplemente versiones distintas, diferentes variaciones del mismo tema. Piensa en ello detenidamente, y verás que es verdad. Eso es lo que he llamado Pensamiento promotor. Es tanto un pensamiento de amor como de temor. Este es el pensamiento que se oculta detrás del pensamiento que a su vez se oculta detrás del pensamiento. Es el primer pensamiento. Es la fuerza principal. Es la energía primaria que mueve el motor de la experiencia humana.”

– ¿La sincronicidad es el instrumento principal que utiliza Dios para comunicarse con los seres humanos?

– Es uno más. A mi primer libro me remito:

“Me las ingeniaré para conducirte a la respuesta. Utilizaré al universo entero para hacerlo. Estate, pues, atento. Este libro está lejos de ser mi única herramienta. Formula una pregunta; luego deja este libro. Más observa.

Escucha las palabras de la próxima canción que oigas. La información del siguiente artículo que leas. El argumento de la siguiente película que vayas a ver. Las palabras que cruces casualmente con la próxima persona que te encuentres. O el murmullo del próximo río, el próximo océano, la próxima brisa que acaricie tu oído. Todos estos recursos son Míos; todos estos caminos están abiertos para Mí. Te hablaré si Me escuchas. Vendré a ti si Me invitas. Te mostraré entonces que siempre he estado ahí. En todas partes”.

Sus diálogos te limpian de todo tipo de conceptos y te dejan abierto a la experiencia.

A pesar de que ha sido tachado de loco por algunos y de genio por otros, mucha es la gente conocedora de esa gran fuerza espiritual que impregna todo lo creado.

Gente que, al igual que Donald Walsch, transforma su vida en una experiencia viva y positiva. Y muchos acceden a esa Fuente primera tras sentir el peor dolor que un ser humano puede experimentar, el dolor que produce la soledad de espíritu.

Como muy bien reconoce Donald este material no sólo estaba destinado a él, estaba destinado a todas aquellas personas que de una manera u otra accedan a este material, pues las preguntas de Donald Walsch son también las tuyas.

“Vuestro Pensamiento más Elevado, vuestra Palabra más Clara, vuestro Sentimiento más Grandioso, son siempre Míos. Todo lo demás procede de otra fuente… El Pensamiento más Elevado es siempre aquel que encierra alegría.

Las Palabras más Claras son aquellas que encierran la verdad. El Sentimiento más Grandioso es el llamado amor (…) Dentro de nosotros mismos, en nuestros corazones, en el corazón de la gente sabemos exactamente qué es y en qué consiste Dios.”

Silvia Velando

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
 tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad