- Actualizando(*) a Mujeres y Hombres Parte 1 de 5

Actualizando(*) a Mujeres y Hombres
Artículo Uno de la Serie
Por José L. Stevens
www.thepowerpath.com

 

Muchos de ustedes respondieron a mi artículo más reciente sobre Labrando el Suelo queriendo saber más sobre el fenómeno de avance de las mujeres que ofrecen colaboración para revelar la verdad del acoso y maltrato recibido por parte de hombres predadores en posiciones de poder. Este es un cambio bastante grande e impactante en los patrones institucionalizados de abuso que han estado en vigencia por tanto tiempo. Este es un cambio radical en el status quo y hay mucho más por venir. La verdad es que aquí hay una historia mucho más grande y merece cierta exposición. De hecho, el tema es demasiado grande para manejarlo en un solo artículo. El año pasado, debido a su complejidad, escribí una serie de artículos sobre las elecciones y todo el fenómeno Trump. Así que ahora voy a embarcarme en varios artículos dedicados al cambio en el poder entre hombres y mujeres desplegado en el terreno sexual. Como siempre, debido a que la historia es complicada, se requiere una cierta neutralidad para comprender su escala completa. Algunos de sus aspectos pueden provocar sentimientos profundamente arraigados y hacer que reaccionen con enojo o de otras maneras emocionales. Si queremos hacer justicia al tema, todas las partes deben ser examinadas y, si no le gusta lo que lee, simplemente deje de leer. Sólo no ataquen al mensajero por favor. Mi objetivo es ser comprensivo y presentar una visión equilibrada. Durante estos tiempos reactivos es algo difícil de hacer, así que sea paciente. Es por ello que habrá más de un artículo sobre esto.

En el contexto más amplio de este tema, no hay un lado correcto y ningún lado equivocado, pues cada uno tiene sus santos y pecadores, por así decirlo. Esta es una historia arquetípica, lo que significa que va más allá de las personalidades individuales. Es una historia humana y todos hemos elegido actuarla en el gran escenario de la vida para finalmente aprender a amarnos unos a otros después de experimentar los resultados de la falta de amor. Este proceso requiere una gran cantidad de coraje y vulnerabilidad para decir la verdad y, en última instancia, para perdonar, pero no antes de establecer límites claros. Como lo tan famoso dicho por Gandhi y parafraseo aquí, “Un Ojo por Ojo dejará ciego al mundo entero”. No hay otra manera de sanar que elegir el amor por encima de la venganza, la paz por encima del conflicto y la aceptación por encima del rechazo de esas partes tontas de nosotros mismos que representamos en dramas históricos externos.

Naturalmente voy a tener que resumir grandes tramos de la historia porque este no es un libro, sólo varios artículos. Este primer artículo se centra en delinear el cambio histórico del matriarcado al patriarcado, la razón principal por la que existe el abuso de los hombres dominantes sobre las mujeres.

Históricamente hay una gran cantidad de evidencia antropológica de que los hombres y las mujeres encontraron formas de cooperar y a menudo compartieron la carga de trabajo para cazar y criar a los niños, etc. Las viejas ideas de que los hombres de las cavernas arrastraban a las mujeres del pelo con una mano mientras llevaban un garrote en la otra simplemente no son reales. En la antigüedad no había religiones organizadas, sólo un enfoque chamánico de la vida por el cual todas las formas femeninas en la naturaleza eran honradas y respetadas. Ambos hombres y mujeres contribuyeron a las ceremonias, sanaron a los enfermos y heridos, honraron a los espíritus en la naturaleza y contribuyeron al bienestar de la banda o tribu de muchas maneras. Sabemos por cementerios antiguos que en aquellos tiempos tanto hombres como mujeres exhibieron liderazgo, y fueron honrados por su valentía, inteligencia y capacidad. También sabemos ahora que muchas sociedades indígenas eran matriarcales, de modo que el linaje de la riqueza y el poder venía a través de la línea femenina. Esto no quiere decir que esos fueran los buenos viejos tiempos, porque ese era un momento en que la mayoría de los seres humanos eran almas más jóvenes y no siempre se comportaban bien. Sin embargo, ellos siguieron formas más naturales y esto funcionó a su favor. Ellos sobrevivieron muy bien.

Según Gerda Lerner, Doctora en Filosofía, en su libro La Creación del Patriarcado, algunas de las causas principales del cambio del matriarcado al patriarcado incluyeron los siguientes eventos.

Ahora sabemos que había muchas figuras poderosas de diosas que la gente honraba, y que había médiums, a menudo mujeres que tenían talento para hablar con las diosas y transmitir su sabiduría y sus sugerencias a la gente. Con el tiempo surgió todo un panteón de dioses y diosas, pero finalmente alrededor del último período neolítico, alrededor del 3000 AC, debido a muchos factores sociales y económicos complejos que estoy a punto de discutir, los dioses masculinos subieron a la cima del panteón. Por designio del nuevo patriarcado, estos nuevos dioses masculinos sólo se comunicaron con jefes y líderes espirituales masculinoseliminando a las mujeres de su importante papel como mediadoras con las diosas. También las religiones estructuradas comenzaron a surgir con dogmas complejos y conjuntos de creencias que en su mayoría favorecían a los hombres y apoyaban las nuevas estructuras de poder donde los hombres eran dominantes.

Muchas figuras de diosas madres fueron degradadas o reconsideradas como malvadas en lugar de figuras beneficiosas. Por ejemplo, la antigua imagen de Medusa como una poderosa diosa de la fertilidad fue cambiada convirtiéndola en un monstruo con cabello de serpientes retorcidas y Pandora, otra diosa de la fertilidad, se convirtió en una demonia con una caja llena de los males del mundo.

Cuando los humanos pasaron de la caza y la recolección a un modelo agrícola y de pastoreo, los humanos adquirieron la noción de propiedad privada sobre sus propios rebaños y tierras para el cultivo. Antes de este tiempo los humanos compartían todo.

Una vez que los pastores desarrollaron la noción de propiedad privada sobre sus animales y jardines privados para cultivo, también desarrollaron la idea de pasar sus rebaños y jardines a sus hijos, y esto evolucionó en hombres que insistían en que las mujeres sean vírgenes al casarse y se abstengan del adulterio después del matrimonio, para que las líneas de herencia no pudieran ser disputadas.

Una vez que los humanos tuvieron propiedades privadas, tuvieron que proteger esa propiedad creando grandes fuerzas de seguridad, ejércitos y similares contra enemigos que podrían tratar de apoderárselas. Estos ejércitos consistían en gran parte de guerreros y eran hombres dominantes. Muchos de los líderes de los ejércitos después de lograr la victoria en la batalla asumieron el papel de jefe o rey en sus comunidades, reforzando aún más la dominación masculina.

Las primeras familias patriarcales surgieron de estos desarrollos y, a medida que los estados naciones evolucionaron durante este período de tiempo, surgieron economías complejas que necesitaban la regulación de organismos gubernamentales. Como parte de este sistema, las mujeres se convirtieron en una mercancía. Las alianzas matrimoniales comenzaron a negociarse entre tribus o aldeas y eso significó una remoción forzada de las mujeres de sus tierras de origen. A menudo, los jefes tribales ofrecían a las mujeres para que se acostaran con ellas los hombres visitantes como gesto de hospitalidad, y las mujeres a menudo se veían obligadas a participar en violaciones rituales en festivales para asegurar la prosperidad. A las mujeres se les enseñaba desde el nacimiento a dar su consentimiento a estas prácticas patriarcales y, por lo tanto, no eran cuestionadas y esto se vio reforzado por el poder de adoctrinamiento de las religiones patriarcales. Como resultado, las mujeres han colaborado en su mayoría en su propia subordinación y han internalizado valores que las han subordinado.

Las mujeres en las aldeas agrícolas eran necesarias por su labor y por su habilidad de dar a luz. Cuantos más niños pudieran tener era mejor, porque se necesitaba gente para trabajar las tierras de cultivo en expansión. La capacidad reproductiva era un recurso de la aldea y se convirtió en una mercancía o en una forma de propiedad perteneciente a los jefes de familia y gobernantes. Los niños eran ahora un activo económico.

En tiempos de escasez económica, las guerras intertribales se convirtieron en guerras a mayor escala. Debido a su valor como propiedad, las mujeres fueron capturadas y esclavizadas. Las mujeres y los niños se convirtieron en los primeros esclavos en la historia de la humanidad. Las mujeres esclavas se vieron obligadas a convertirse en prostitutas, concubinas o sirvientas domésticas que preservaban su valor como propiedad pero disminuían su valor como seres humanos independientes.

Incluso la sexualidad y las capacidades reproductivas de la reina quedaron bajo el control de los hombres. Los reyes y los guerreros tenían harenes y numerosas concubinas que demostraban su valor como propiedad bajo el control de los machos.

Finalmente, los edictos reales y los códigos legales legitimaron el nuevo patriarcado. Eso significaba que de cero los hombres eran vistos como reyes locales de nivel inferior, con los mismos derechos y poderes dentro de sus propias estructuras familiares. El padre era el jefe de la familia y tenía el poder económico y legal sobre la misma. Su esposa y sus hijos lo obedecieron sin cuestionarlo. Tan importante era este sistema para el nuevo sistema económico que el adulterio por parte de la esposa era castigado con la muerte en muchos edictos y códigos.

Los códigos legales comenzaron a diferenciar a las mujeres entre respetables y no respetables, y esta fue otra forma de conquistar y dividir a las mujeres mediante la institucionalización de un orden jerárquico para ellas, evitando que se unieran y desarrollaran un sentido de orgullo en su género. Estos códigos masculinos escritos causaron que las mujeres compitan en lugar de cooperar.

Para colmo de males, los historiadores, escribas y eruditos masculinos han creado o perpetuado la mayoría de los sistemas de creencias patriarcales, héroes y sistemas explicativos en las diversas civilizaciones, y las mujeres han sido excluidas en gran parte de este proceso hasta hace relativamente poco tiempo. Por lo tanto, parece que el sistema patriarcal siempre ha sido natural y orgánicamente así y que fue ordenado por la autoridad de un Dios masculino, entonces ¿cómo podría ser cuestionado?

La mayoría de las mujeres de todo el mundo se han visto privadas intencionalmente de la alfabetización y la educación hasta hace poco, por lo que no pudieron opinar sobre los hechos históricos y en cómo las normas son desarrolladas.

Finalmente, con el advenimiento y desarrollo de la ciencia y la tecnología, especialmente en el campo de la agricultura, la naturaleza fue vista en vez de como algo sagrado, como un adversario para vencer y subyugar. Desde la antigüedad, la naturaleza siempre ha sido vista como maternal, un regalo de la diosa, y así con su desaparición también desapareció el valor de las mujeres como diosas por derecho propio. Las mujeres mismas han sido vistas como algo a vencer y subyugar, y eso se ha llevado a cabo con éxito durante los últimos cinco mil años o más hasta la actualidad, cuando se ha demostrado que varones en puestos de poder llevan a cabo tales actos. En este sentido, no hemos avanzado mucho. También está bastante claro el papel de la religión en esta dinámica, especialmente a la luz del reciente y espantoso apoyo de los evangélicos hacia Roy Moore, el afortunadamente derrotado candidato al Senado. Además, se demuestra por la voluntad de muchos de apoyar y creerle al presidente, aunque dieciséis mujeres han presentado una descripción notablemente similar de los ataques cometidos por él antes de su elección.

Esto concluye el artículo uno de la serie.

Continúa…

(*) N. del T.: El título original es “Upgrading” que significa Actualización, Mejora, Ascensión, Modernización. En este contexto es una Mejora Evolutiva.

 © 2018 All rights reserved. www.thepowerpath.com
Traducción: Marcela Borean

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
 tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas 
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad