Conferencia de Ciencia y Espiritualidad – Preguntas y Respuestas Parte 3

Enlace a la 2a parte de la entrevista

Preguntas y Respuestas
Bruce Lipton, Gregg Braden, Lynne McTaggart

(3a y última parte de la entrevista)

P: Gracias, debo decir que ustedes cambiaron mi vida

R: ¡Tú cambiaste tu vida! (risas)

P: Bueno, con su información. Esta es una pregunta sobre lo que dijeron que fue tan maravilloso. Yo soy mamá y esta información tendría que ir a los niños, mis niños, es tan poderosa. Saben? Fui a la escuela por 20 años, usted es un docente asombroso, (aplausos, Gregg comenta que Bruce es un profesor universitario). Yo fui a la escuela de medicina y sus conferencias no me las perdía, y se sabe que cuando uno va a la escuela de medicina se pierde muchas cosas porque hay que estudiar.

De modo que quería decir, – no sé si conocen quién es el Doctor Quantum – pero podría hacer una serie para los niños, mi hijo y mi hija absorben estas cosas, saben? Mi hija el otro día dijo Mamá, no puedo explicar pero el tiempo no existe. (risas). Ustedes son tan talentosos, y es tan difícil interesar a los chicos, en especial a los chicos especiales que están tan aburridos, y creo que esta información es tan importante para los chicos, de los 5 años en adelante ¿Qué le parece? (grandes aplausos).

Respuesta: Oh, sí, obviamente, cuando hablamos de todos los factores, los chicos son programados desde el último trimestre del embarazo hasta la edad de 7 años. La consciencia no está incluida plenamente como función cerebral, hasta después de los 7 años, lo que significa que nuestra consciencia está por debajo de alfa, está en theta, que es la hipnosis. Entonces un niño está en estado de hipnosis durante los primeros 7 años, y la cuestión es: crianza consciente. Debemos reconocer que lo que la gente le dice a sus hijos no es comprendido en la consciencia, solo es descargado, y es el mayor problema, porque los padres no reconocen que todo lo que dicen y hacen el niño lo copia. De modo que si queremos ayudar a nuestros niños, primero debemos ayudar a los adultos a entender, porque ellos son los que enseñan a los niños, y es por eso que nos vuelve a nosotros, no a la escuela, sino a usted, y a usted, y a usted, cada uno de nosotros es un maestro, y si empezamos a enseñar a los niños pequeños no quedarán atrapados en la victimización que el sistema pone sobre nosotros. No somos víctimas; somos creadores (aplausos).

Gregg: Esa es la clave; es la clave; ¿quién hizo la pregunta, dónde estás? Si queremos ver un mundo nuevo, necesitamos compartir una historia diferente con nuestros jóvenes.

Estoy desarrollando un plan de estudios, un programa para escuelas públicas, y lo llevé, compartiendo mucho de lo que estamos haciendo, no todo, pero compartiendo muchos de los nuevos descubrimientos, el hecho de que la naturaleza se basa en la cooperación, por ejemplo, es fundamental. El hecho de que no sabemos realmente de dónde provenimos, no estoy diciendo quiénes somos, sino que hay algo realmente especial con respecto a nosotros, lo especial, la santidad de la vida, para que los chicos no se burlen y agredan a otros chicos por internet (cyberbulling), si tú te sientes especial, no lastimarías a quien percibes como especial. De modo que tomé este programa y lo llevé a un editor y le dije ¿Te asociarías conmigo en llevar esto a la escuela pública? Y les diré las palabras exactas del editor: “Lo que sea que hagas, Gregg, no me traigas un libro sobre la paz, porque la paz no vende; no me traigas un libro sobre educación pública porque no se va a vender. Si quieres desarrollar esto, hazlo por ti mismo”.

Muy bien, en 2015 fui nominado, y se aceptó mi nominación, para el muy prestigioso Premio Templeton. Es como un premio Nobel de ciencia y espiritualidad, eso es. La nominación vale para 5 años, así que tengo hasta 2020, y si fuera bendecido con el premio, esos fondos están destinados para poner en marcha un desarrollo, es un desarrollo en video, muy costoso, de este programa. Si no sale, lo voy a hacer de todos modos, porque tendré que pagarlo, pero existe una demanda; maestros, inclusive en este salón, han venido a decirme “Tenemos una manera de incluir esto en nuestras aulas, incluso en las tradicionales”. De modo que creo que se va a parecer a aquel momento en que se cayó aquel muro en 1989. Cuando se inicie va a ser como una ola, y lo que encontrarán es que los jóvenes aprenderán más fácil, más rápido, es más interesante, más relevante, se sentirán mejor consigo mismos, verán las estadísticas del odio decreciendo y otras escuelas van a decir: queremos lo que ellos tienen. Creo que así es como va a suceder. Entonces, es un esfuerzo hacer esto, no es apoyado desde arriba hacia abajo. Se trata de que nosotros elijamos contar a nuestros jóvenes una historia nueva, y es una historia basada en las verdades más profundas de nuestra existencia, no en las presunciones falsas de una ciencia obsoleta (aplausos). Gracias. Fue una buena pregunta.

Lynne: Quiero agregar algo más sobre los adultos jóvenes, porque la gente que no tienen ningún interés en cambiar las cosas, ni siquiera en prestar atención, no tienen interés en atender, esto es   lo que dicen todo el tiempo de los milenials, la generación especial. Yo estaba fascinada de visitar Nueva York en diciembre pasado, había un pequeña conferencia poco conocida, iba a ser solo un pequeño debate organizado por una pequeña revista, una socialista, llamada Jacobin que había decidido discutir el futuro del capitalismo – signo de interrogación. Y habían invitado a gente de otra revista, Libertarian Magazine, para debatir con la gente de su revista. Ahora bien, este tendría que haber sido un evento de 50 personas, ¿sí? Lo hacían en un lugar grande, se vendió en un par de días, asistían 450 personas. De modo que lo mudaron a un lugar más grande, se vendieron 900 entradas, y adivinen quiénes eran los que asistían. Abrumadoramente, jóvenes entre los veinte y principios de sus treinta. Para ellos, el capitalismo es el dios que fracasó. Ellos no ven ningún beneficio en esto, ellos ven que van a vivir en circunstancias peores que las de sus padres. Ahora bien, la primera generación en muchos años, ellos empiezan a cuestionar toda clase de cosas, y cuando uno empieza a ver las estadísticas, ellos son mucho más conscientes socialmente, están votando con su billetera, como dice Bruce, rechazan a las empresas que ellos piensan que no trabajan con integridad, de modo que esto de desacreditar a los jóvenes diciendo que a ellos no les importa, que no son conscientes, es totalmente falso. Ellos están y pueden estar incluidos en este nuevo movimiento, realmente quiero alentar a hacer cosas así (aplausos).

C: Me gustaría cerrar este panel, pidiendo a ustedes tres: Si alguno aquí tuviera oportunidad de oír a ustedes por  última vez, qué es lo que le dirían. (Gregg interrumpe citando una canción de Pink Floyd, “Shine on, you crazy diamond” Sigue brillando, diamante loco) (todos ríen y aplauden).

BruceCreo que lo más importante a entender ahora es que lo que pasa en el mundo, el caos que ven, es exactamente donde tenemos que estar para nuestra evolución. La evolución dice que no se puede construir un mundo sustentable sobre los cimientos que ahora tenemos, porque eso está causando la sexta extinción masiva. Entonces cuando vemos a los jóvenes felices en lugar de tener miedo, yo estaría en la vanguardia diciendo “Sí, sigamos, porque la única manera en que vamos a cambiar es tener que dejar el mundo viejo atrás, es corrupto, está roto, destruye a los individuos y destruye al mundo. Para mí los milenials son una generación que dijo “Yo no me involucro”. ¿Y por qué es importante que no se involucren? Porque un gobierno solo puede resistir en tanto el pueblo lo apoye, y ahora que tenemos cerca de 50% de milenials, ¿adivinen qué? ¡ellos no apoyan al sistema! Eso significa que estamos al borde del colapso del sistema existente y de la creación de un sistema nuevo. De modo que no lo vivo con miedo, sino con entusiasmo, porque sé de qué se trata el entusiasmo. El entusiasmo tiene que ver con ser capaces de ir de este lugar a otro lugar en que seremos capaces de prosperar en este planeta. De modo que en lugar de despertar y ver las noticias y gritar “¡Oh, Dios mío, Trump está haciendo esto!”, yo pueda despertar con dos posiciones “desdichadamente”; el que es ciudadano dice “Oh, no!” y el biólogo evolucionista dice “Gracias a Dios, éste está destruyendo el sistema más rápido que lo que cualquier otro pueda hacerlo” (carcajadas, aplausos, gritos).

Gregg: Saben, si yo viniera a este mundo desde otro mundo, (risas) y me dejaran caer en Nanaimo (lugar de la Conferencia en Vancouver) y dijeran que me vienen a buscar en tres minutos, de modo que lo que digas, dilo en tres minutos, lo que yo diría… diría que los invito a realmente apreciar que estamos en un tiempo nada ordinario en la historia de nuestro planeta, en la historia de nuestra civilización, en la historia de cualquier nación, la de ustedes, la nuestra, en la historia de nuestra evolución. No es un momento ordinario. Estamos viviendo un pasaje raro, precioso, donde convergen los ciclos para dar vuelta patas arriba todo lo que nosotros afirmamos como verdadero. Y lo que no es verdad desaparece, y lo que es verdad sigue siendo verdad, ¡no va a cambiar! Tenemos que descubrir qué es verdadero y qué no lo es. Y una de las cosas que no es verdad es el relato sobre nosotros y de dónde provenimos. Hay algo muy único, muy especial, muy precioso, en la vida humana. Y nosotros lo damos por sentado porque estamos sumergidos en ese relato de que no somos especiales. Pero cuando entendemos cómo realmente funcionamos, cómo estamos cableados, estamos diseñados, cableados para prosperar exactamente en este tipo de época. Y el mundo los está empujando hacia el borde de quiénes creen que son, para que puedan descubrir el misterio de su verdad más profunda y volar hacia arriba a las alturas de su más alto potencial. Si simplemente dicen que sí. De eso se tratan estas reuniones, y querría decir que estoy profundamente agradecido, lo aprecio tanto, gracias por su confianza al permitirme a mí y a mis amigos y colegas compartir lo que hemos compartido estos días, y todavía no terminó, hay más para hoy, pero esto es lo que hicimos juntos hoy y es donde la nueva historia comienza. Eso es lo que yo diría (aplausos). Gracias. Y ahora me subo a mi nave y regreso a mi hogar.

Lynne: Finalmente, creo que uno de los problemas de nuestra actual situación es que todos llegamos a creer que no tenemos poder, que no hay nada que podamos hacer al respecto. Necesitamos que “ellos” lo arreglen para nosotros, y creo que ese es el verdadero error. Uno de los mensajes que yo realmente quería darles, en estos grupos, es exactamente cuán poderosos son. Quiero decir: en un latido de corazón, en 5 minutos, ustedes sanaron a un número de personas en este salón, todavía nos están hablando de la sanación. Puede que ustedes se haya sanado a sí mismos, hemos visto intención en ello, un poco de intención, con los grupos de árabes e israelíes. Sanaron heridas que parecían insanables, en un instante. Así de poderosos somos, eso es lo que realmente tenemos dentro de nosotros. Y esa es la nueva historia con que tenemos que engancharnos ahora.

Como dice Bruce, en esta descomposición, saben, todos percibimos que esto es el fin de algo, ya hemos oído de todo, desde que se termina la comida, se termina el petróleo, probablemente es el comienzo del fin del mundo, todo eso. En esta terminación se inicia el sendero hacia un futuro mejor. Como ustedes dicen: abrácenlo. Pero también entiendan que ustedes tienen el poder dentro de sí mismos. No escuchen ese relato; no crean que tienen que venir de afuera y arreglar las cosas por ustedes; no piensen que esto estará solo en las manos de los políticos. No los necesitamos para que arreglen las cosas para nosotros; necesitamos iniciar un movimiento, y la gran cuestión que quiero dejarles a todos ustedes, ese maravilloso poema “La Primera Vez”, fue escrito después de la segunda Guerra  Mundial “Primero vinieron”: “Primero vinieron por los sindicalistas, pero yo no estaba en un sindicato, de modo que no dije nada. Luego vinieron por los católicos, y yo no era católico, de modo que nada dije. Luego vinieron por los judíos pero yo no era judío, de modo que no hablé. Luego vinieron por mí, y no quedaba nadie para hablar por mí”.

Y en referencia a este período en el tiempo, muchos de nosotros todavía nos preguntamos, “Bueno, qué puede hacer el presidente con esto, o qué puede hacer el primer ministro sobre esto, cómo vamos a hacer esto de los hospitales o los médicos, o lo que sea”, ¡Olviden eso! La gran pregunta es ¿qué van a hacer ustedes al respecto? (aplausos). Todos tenemos que comprometernos.  Saben, ahora nos vamos, todos, y quiero dejarlos con una gran pregunta: ¿Cuál va a ser tu contribución para hacer un mundo mejor? (aplausos)

C: Entre aplausos: Queremos dar las gracias a Lynne McTaggart, Gregg Braden, y al Dr. Bruce Lipton por compartir su tiempo con nosotros en este panel (siguen los aplausos). Gracias, muchas gracias.

Vancouver, Canadá- 14 a 19 de Junio de 2018

Transcripción y Traducción: M. Cristina Cáffaro
Edición: Susana Peralta
Fuente: Traducciones Para El Camino – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad