Amor propio

Sucede que, “a ciencia cierta”…
Cuando rechazamos un aspecto de nosotros,
aparecen personas en nuestras vidas
que nos acompañan en ese gesto.
Y nos rechazan.
Apuntan directamente ahí,
donde teníamos miedo a ser señalados.

Por otro lado, cuando somos tenaces
en el amor propio que proviene del corazón,
ya no sentimos tan presente
la censura que procede del mundo.
Estamos concentrados.

En última instancia, no es la “lucha contra”
la que termina imponiendo el respeto.
Es ese amor radical hacia la propia existencia,
independientemente del pensamiento,
lo que traspasa cualquier corazón endurecido.
Ante esta disposición interna,
se ablanda y derrite cualquier despistad@.

No hay que convencer a nadie,
No hay que luchar contra nadie.
Ellos son un reflejo de cuánto
todavía nos rechazamos.
Sencillamente, hay que escuchar ahí, bien dentro.
Y ser siempre y cada vez más nosotros mismos.

– Ignacio Asención –

https://www.facebook.com/IgnacioGabrielAsencion

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *