Geometría Sagrada - El Punto (Parte 2)

Enlace a Geometría Sagrada – El Punto (Parte 1)

Cuando el punto se manifiesta lo hace en todas las direcciones al frente, atrás, a la izquierda, a la derecha, arriba, abajo… por esto en las culturas de los indígenas dan mucha importancia a los seis puntos cardinales…

En las antiguas biblias... ya que han habido más de 900 versiones… siempre se habla de que habían seis, refiriéndose a seis direcciones de la Consciencia y seis direcciones del Espíritu.

Esto es importante de tener en cuenta cuando hacemos trazos en GS, ya que al principio al verlos dibujados en 2D en dos dimensiones, el dibujo no tiene volumen… solo se tienen en cuenta la anchura y la altura, pero recordemos siempre que la Consciencia… el Espíritu se mueve basándose en las seis direcciones antes mencionadas. Más adelante veremos ya símbolos donde se les añade profundidad acercándonos de esta forma un poco más a la realidad.

Aquí estamos obligados a utilizar conceptos (palabras) para describir un misterioso e inefable proceso que no puede ser capturado por nuestras concepciones; sin embargo, el conocimiento del lóbulo izquierdo (palabras) combinado con el conocimiento de nuestro lóbulo derecho (las imágenes) nos pueden ayudar a comprender profundamente este proceso.

Para iniciar cualquier ejercicio de GS solo son necesarias cuatro cosas:

– Un papel en blanco.

– Una regla.

– Un compás.

– Y un lápiz.

A través del compás solamente, ya simbolizamos la dualidad inicial de la energía potencial en reposo y de la energía creadora en movimiento, pues una punta del compás se mueve mientras que otra se mantiene estática, generando el centro y la circunferencia de un círculo, matriz generadora de todo el resto de formas. Para empezar, no podía ser más simple.

Todo empieza con un punto, aquel representado cuando anclas tu compás es un punto sin dimensión.

Entramos así en la dimensionalidad, sin importar que la línea que forma ese punto en movimiento sea recta (masculina) o curva (femenina), ha habido un movimiento desde el potencial latente en reposo del punto, a la energía creadora de una línea en movimiento.

Nace una circunferencia y el radio de la misma, es lo que representa la primera fase de expansión de esa energía creadora, dando lugar a todo lo que existe, al absoluto, donde el punto simboliza la fuente primaria, y la circunferencia el ámbito de todo lo creado y manifestado.

Este sencillo símbolo, también en muchas culturas es considerado el símbolo del Sol, como dador de vida y creador, pero va mucho más allá, en una escala más grande, pues representa el primer acto de la Creación, manifestándose a sí misma. El círculo, pues, no tiene ni principio ni final, símbolo de la eternidad, y representa el Todo y la Nada al mismo tiempo, el movimiento y el reposo, de ahí su profundo simbolismo.

El círculo según Demócrito es Dios porque el centro está en cualquier parte y cuya circunferencia no existe. El círculo es la totalidad.

Espasvo “Gracias por asumir tu propio poder”
Aiyún-Iloa
Continúa…  El número cero (0) en GS

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *