Formas y su significado

Enlace a Los colores

Círculo: Lejanía, pero también seguridad, lo absoluto y el verdadero “yo”. El punto central representa el núcleo divino o el yo.

– Esotéricamente, podríamos decir que:

• El Centro representa al Cielo, al Espíritu, el Motor, el YO.

• La Circunferencia representa a la Tierra, al Cuerpo, es el Producto.

•  El Radio, representa al Hombre, el Alma, el Conector, el Camino para llegar al YO.

Las líneas rectas: Nos dan sensación de firmeza, seguridad, en lo positivo, pueden ser Base. Y de rigidez e inflexibilidad en lo negativo.  Pueden ser freno.

La línea horizontal: Separa la parte superior del mundo de la inferior. Es símbolo de la energía de origen materno.

La línea vertical: Conecta el mundo terrenal con el Sagrado y simboliza la energía.

Las líneas onduladas: En cambio, nos dan sensación de suavidad, flexibilidad, en lo positivo, pueden denotar ternura o dulzura. Y de debilidad o vulnerabilidad, en lo negativo.  Puede ser permisivo.

Las líneas quebradas: Marcan seguridad, límite, estabilidad, en lo positivo, Y agresión o prisión, en lo negativo.

En la unión de las líneas rectas y las onduladas, se van a ir formando figuras que, por consiguiente, tienen, y expresan diferentes sensaciones.

Cuadrado: Equilibrio y estabilidad. Se relaciona con la tierra. Transformación del espíritu en materia.

– Representa a la materia.

– La unión de los cuatro elementos.

– La concreción de la dinámica de la acción.

El rectángulo: Como tiene cuatro lados, también va a estar representando a la materia, pero, dependiendo de cómo es colocado, contiene significados diferentes:

– Hacia arriba, es la tendencia hacia la espiritualidad, la polaridad Vertical de Espíritu/Materia.

– Hacia los costados, es la tendencia hacia la materia, la polaridad horizontal de lo Masculino/Femenino.

Triángulo: Relacionado con el fuego, la transformación y vitalidad.

– Es otro símbolo Sagrado.

– Representa la unión de las Tres Grandes Fuerzas de Dios. Sus Tres Aspectos Divinos.

– La Tríada.

– Con la unión de estas Tres Grandes Fuerzas, el hombre puede precipitar, es decir, cumplir con la función de Crear.

– Representa también a los Tres Cuerpos Inferiores.

– Cuando este triángulo tiene el vértice hacia arriba, va a representar a las Fuerzas, aspirando hacia la Espiritualidad, el Hombre llamando a Dios. fuerza de vida, cambios, masculinidad, creatividad. Representa la Vitalidad y la transformación.

– Cuando el triángulo tiene el vértice hacia abajo, va a representar a esas Fuerzas bajando hacia la Materia. representa el inconsciente

– Dios contestando al hombre y entregándole sus Aspectos.

Espiral: Significa vitalidad y se relaciona con las energías curativas, desarrollo, expansión, el ojo clarividencia, ojo de Dios, el Yo, fuerza de vida, energías curativas, afán de unidad, comunicación de luz y amor (envío y recepción de información).

La espiral Árbol: Vida que se renueva por sí misma, conexión con el subconsciente, conciencia, crecimiento, sentimientos maternales, arraigo, pero también estancamiento, personalidad.

Cruz: Símbolo de decisiones y se relaciona con los puntos cardinales. Las cruces símbolo de decisiones. Se puede identificar con los puntos cardinales, pero también como las diferentes direcciones. La cruz del mundo conecta la sustancia de origen materno con la energía, formando un punto central. Unión cielo y tierra, subconsciente y consciencia, vida y muerte, dificultades, reconocimiento aspectos oscuros, superación de la propia estructura instintiva.

La cruz de Caravaca

Representa a la Protección.

– La cruz egipcia.

Es símbolo de la vida y de fertilidad.

La cruz griega.

 Todos sus lados son iguales. Simboliza el Equilibrio.

El ojo de Horus: Es el símbolo de Poder Protector de la Salud, la Fortaleza y la Sabiduría.

La cobra: En los dibujos egipcios aparecía en la frente de los faraones. Simboliza la Protección. También a la Sabiduría.

Corazón: La unión, el amor, la felicidad, sol, valor, sentimientos, reconocimiento y voluntad.

La estrella: Relacionada con la libertad y espiritualidad. persona realista, sentido, identidad, autoconciencia, superación, individualidad. Espiritualidad y la libertad.

Pentágono: Representa los símbolos de la tierra, agua y fuego, así como la forma del cuerpo humano. La interpretación física de este símbolo indica que en el cuerpo humano están concentradas las cinco fuerzas o elementos de la naturaleza: tierra, agua, aire, fuego y éter. Representa la expansión y el humano.

Hexágono: Equilibrio y unión de los contrarios. El hexágono implica la contención y la armonía del caos, la sutileza del delicado equilibro del universo, finalización de trabajos, armonía y satisfacción.

Mariposa: Relacionada con la transformación, muerte y la auto renovación del alma (renacimiento), cambios. La Mariposa representa la necesidad de cambio y de mayor libertad, y a la vez representa valentía: se requiere valentía para llevar a cabo los cambios necesarios en nuestro proceso de crecimiento.

Laberinto: El laberinto es uno de los símbolos más antiguos de la humanidad; los primeros se encontraron en las tumbas del antiguo Egipto y Grecia. Confusión, autorreflexión y la búsqueda del centro de uno mismo. búsqueda del propio. un viaje más allá del tiempo y del espacio, como un sitio mágico y mítico; un espacio psíquico y cósmico donde es posible llegar al punto de unidad. Al entrar en un laberinto se experimenta “un cambio espacial, entramos a un ámbito cerrado, nos concentramos en nuestro mundo interior, los giros y contra-giros nos permiten dar vuelta sobre nuestro propio eje. Se entra, se reflexiona sobre uno mismo, se enfrenta a los caminos de la vida.

“En ese viaje se llega al centro de cada uno que es el vacío, y el camino de regreso -al buscar la salida-, simboliza la recapitulación del viaje; uno vuelve sobre sus pasos y encuentra una nueva libertad”.

Rayo: Iluminación, sabiduría, energías espirituales, curación.

Flor: Belleza, fugacidad, alma, matriz.

Cuadratura del círculo: Unión cielo y tierra, opuestos equilibrados, energía del yo, purificación.

Rueda: Empuje y dinámica.

Arco iris: Unión Dios-Hombre, principio masculino y femenino, fertilidad, renacimiento.

Telaraña: Feminidad, estado fetal, niñez, nuevo comienzo.

Animal: Aspectos instintivos, símbolo para estados del subconsciente.

Gotas: Fertilidad, purificación interior.

Pájaro: Alma humana, símbolo del espíritu, fantasía.

El gran pájaro: Representa al Dios abriendo Sus Alas sobre todo lo que contiene, protegiéndolo, haciéndolo crecer y, al tomar vuelo, lo Guía hacia un punto más elevado de vibración.

Espasvo “Gracias por asumir tu propio poder”
Aiyún-Iloa
Continúa… Los números

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad