Resistencia, Puntos de Elección y Nuevas Perspectivas por Sarah Varcas - Enero 2020

http://astro-awakenings.co.uk/
6 de Enero 2020

El 2020 está configurado para ser un año decisivo que ofrece muchas oportunidades para el cambio y la re-calibración. Al considerar las cartas para este año siento entusiasmo por lo que podría ser, ¡sin dejar de tener en mente el hecho de que lo que será dependerá en gran medida de nosotros! Sin duda habrá desafíos en el camino, junto con regalos y bendiciones. Nuestra tarea es elevarnos ante lo primero y dar la bienvenida a los segundos con gratitud, sabiendo que ambos forman parte del impulso evolutivo actual.

La calidad de la energía a lo largo del 2020 se define por tres eventos centrales:

1) La conjunción Saturno/Plutón que alcanza el punto exacto el 12 de enero y comienza un nuevo ciclo de 33 años.

2) La conjunción Júpiter/Plutón que alcanza el primer encuentro exacto el 5 de abril, el segundo el 30 de junio y el tercero el 12 de noviembre. Esto comienza un nuevo ciclo de 13 años.

3) La conjunción Saturno/Júpiter que alcanza el punto exacto el 21 de diciembre y comienza un nuevo ciclo de 20 años.

Estas conjunciones influyentes darán forma a nuestra dirección futura tanto personal como colectivamente. Al involucrar a tres de los planetas exteriores, nos recuerdan que lo que sucede en nuestras vidas individuales alimenta la corriente colectiva de conciencia de la que todos absorbemos. Cultivar la esperanza y visualizar un futuro positivo puede ser un poderoso acto de creación. Si esa visión está imbuida con el compromiso de ser parte de la solución, sin permitirse ser torpedeado por la condenación negativa, tanto más. La energía de una conjunción es fresca e innovadora, permitiendo que surjan nuevas posibilidades, perspectivas y potencial. Nos permite combinar recursos internos y circunstancias externas de tal manera que podamos forjar un nuevo camino por delante, uno que puede haber parecido fuera de alcance o incluso inexistente no hace mucho tiempo.

Tres conjunciones de esta talla en un año indican la necesidad de muchos ajustes durante los próximos doce meses. De hecho, con tanta energía innovadora en la mezcla, es poco probable que el futuro se parezca mucho a lo que habíamos previsto desde nuestro punto de vista actual. El 2020 verá surgir nuevas formas de percibir la vida y de nuestro papel en su desarrollo. Estar abierto a estas perspectivas es clave para permitir que sus frutos se realicen en los años venideros. Estén preparados para soltar creencias largamente apreciadas a favor de una visión más amplia de lo que podría ser posible a largo plazo. El conocimiento humano es eternamente evolutivo. Hay mucho más por revelarse. Tengan cuidado con cualquiera que reclame la posesión de los hechos completos y declare cerrado el debate: de que “ya es hora de elegir un bando” y que “o estás en lo correcto o estás equivocado”, o “estás con nosotros o en contra de nosotros”. Esta serie de conjunciones nos dice que hay más por venir, más por revelarse, descubrir, conjeturar, formular hipótesis y probarlas en contra de nuestra comprensión actual de la realidad. Todavía hay tanto que simplemente aún no sabemos.

Además de apoyar un cambio hacia nuevas formas de vida está Urano viajando a través de Tauro. Al facilitar una reestructuración radical de los aspectos externos de nuestras vidas, nos alinea con un futuro más equilibrado y sostenible. Aquí encontramos soluciones innovadoras para los apremiantes problemas globales y locales de nuestro tiempo, representado en una remodelación total y completa de nuestra relación con el mundo físico y natural. Urano en Tauro cambiará en los próximos años nuestra comprensión de todo, desde el dinero hasta el medio ambiente. En 2020 nos encontraremos hiper-energizados para ser parte del cambio o para resistirlo con todas nuestras fuerzas. ¡Es por eso que lo que sucede realmente depende de todos y cada uno de nosotros!

La acumulación preparatoria de la conjunción Saturno / Plutón

La acumulación preparatoria a la primera de las conjunciones del 2020 comenzó con un eclipse solar en Capricornio el 26 de diciembre de 2019. Este eclipse en conjunción con Júpiter, en trígono a Urano y en cuadratura a Quirón proporcionó una ventana de oportunidad para estabilizar la energía y enraizar las aspiraciones para el nuevo año. Mercurio en Sagitario en trígono a Eris en el momento del eclipse puede habernos seducido a sobreestimar nuestra capacidad de cambio rápido. Pero el apoyo de Júpiter en Capricornio equilibró esto con un enfoque más pragmático para la consecución de nuestros objetivos. Si los eventos en este momento te dejaron un poco aplastado cuando esperabas sentirte inspirado, ten en cuenta que los picos y valles del flujo de energía pueden ser comunicaciones de la vida misma, señalando dónde y cuándo necesitamos actuar, descansar o recalibrar. Habrá muchas oportunidades en las próximas semanas para encender el fuego de la inspiración y ensuciarnos las manos en los aspectos prácticos de implementar el cambio. Este eclipse fue solo el comienzo …

La influencia de Júpiter en el eclipse del 26 de diciembre llega a su plenitud en su conjunción exacta con el nodo sur de la luna en Capricornio el 8 de enero. Al hacerlo, nos recuerda que las bases tradicionales del poder se están desmoronando y que ¡poner nuestra fe en su continuación es cada vez más imprudente! ¡Confiar en los que están en el poder para tomar medidas para nuestro bienestar colectivo puede ser el mayor error que podamos cometer este año! Y ser el cambio que queremos ver en el mundo es nuestro mayor acto de poder. Esta conjunción afirma que los sistemas políticos y económicos en todas partes están en sus últimas etapas, sin importar cuán poderosos puedan parecer. Nunca ha sido más oportuno pensar en términos diferentes acerca de cómo aseguramos nuestro futuro personal y colectivo; reconocer el poder de vivir con propósito en nuestra vida cotidiana. No somos víctimas y no somos impotentes. ¡Lejos de eso, de hecho! Pero nuestra fuerza se potencia no en una lucha contra el status quo sino en una afirmación del potencial de cambio y una expresión de ese cambio en nuestra vida diaria y conciencia. ¡Lo que resistes persiste no es un dicho en vano! Donde ponemos nuestra atención importa más de lo que podemos saber. Alejarnos del sistema hacia un nuevo amanecer nos permite invertir energía en soluciones positivas, no en reforzar las bases de energía anticuadas al luchar contra ellas.

Un Eclipse Lunar en Cáncer

La alianza de Júpiter con el nodo sur continúa hacia el eclipse lunar en el grado 21 de Cáncer el 10 de enero. Con el Sol en conjunción con Mercurio, Saturno y Plutón en este punto, sirve como precursor de la conjunción Saturno/Plutón que ocurre dos días después. Es frecuente que la acumulación preparatoria hacia tal conjunción se sienta más estresante que la conjunción real y sus consecuencias. Una vez que la alianza planetaria es exacta, la energía fluye y sabemos qué hacer con ella. Antes de esta resolución de tensión, el enfoque puede ser inquietante y perturbador. No sorprenderá, entonces, que la activación de la energía de Cáncer en el eclipse indique una mayor sensibilidad emocional y la necesidad de cuidarse mutuamente. Podemos encontrarnos misteriosamente libres de problemas recientes o cada vez más agobiados por ellos. Finalmente podremos ver su insignificancia en el contexto del vasto universo o podremos ser incapaces de ver a alrededor del mismo, no importa cuánto lo intentemos.

Este es un eclipse de extremos y, por lo tanto, de posibilidades extremas. Podría traer la liberación desde un punto de vista que nos ha mantenido encarcelados, mental, emocional y espiritualmente, o podría fortalecer esos barrotes de la prisión con una dosis de la llamada ‘realidad’ que nos dice que nada cambia, la vida es una lucha y cuanto antes termine, mejor. Nos recuerda que la experiencia personal no puede separarse del campo energético colectivo en el que reside el potencial de todas las cosas. Al ver más allá de nuestra pequeña perspectiva basada en el miedo, podemos abrirnos a este potencial más amplio con reverencia y asombro. Siempre hay posibilidades en el borde de nuestra visión si miramos de la manera correcta. Lo que antes estaba en nuestro punto ciego puede verse con una inclinación de la cabeza y este eclipse brinda la oportunidad de cambiar la perspectiva para ver las cosas con una luz muy diferente. ¡Pero la fuerza de nuestras emociones puede desanimarnos de creer que esto es verdad! Si te sientes sobreexcitado o abrumado en este eclipse lunar, pregúntate “¿Cómo se sentiría si creyera que hay otra forma de ver esta situación?”. Esa pregunta por sí sola puede eliminar el calor de las llamas y permitir un efecto más refrescante en un corazón y una mente sobre-estimulados.

La Conjunción Saturno/Plutón

Siguiendo los pasos del eclipse lunar llega la conjunción Saturno/Plutón exactamente a las 16:23 UT del 12 de enero en el grado 23 de Capricornio. Con el Sol y Mercurio también en conjunción, considérenlo como un recordatorio del poder (Plutón) del pensamiento (Mercurio) y nuestra responsabilidad (Saturno) de informar nuestra voluntad evolutiva (Sol) con una mayor comprensión de la verdadera naturaleza de la “realidad”. Las perspectivas formadas en este momento estarán altamente cargadas con la fuerza innovadora de la conjunción Saturno/Plutón. A diferencia de muchas conjunciones de planetas exteriores que se repiten durante varios meses, esta alianza ocurre solo una vez, intensificando el proceso de cambio a una nueva perspectiva. Consideren esto como un punto de elección, durante el cual podemos decidir cómo abordar el año próximo y aprovechar la energía imponente de esta conjunción para consolidar nuestro compromiso. Por supuesto, esto también significa que, si permitimos que la negatividad o la desesperación nublen nuestras mentes y corazones en este momento, el efecto dominó de hacerlo puede afectar nuestras costas por algún tiempo.

Pero esto no significa que, si estamos teniendo dificultades en enero, todo el año ya esté perdido. ¡Lejos de ahí! La clave es nuestra respuesta a ese momento difícil es: ¿lo cimentamos con nuestras reacciones, agregando miseria a la desgracia, o abrazamos la energía de la conjunción para permitir que surjan nuevos conocimientos, perspectivas y sentimientos? ¿Podemos reconocer la acción catalizadora de un trauma o de un desafío, que puede tanto eliminar viejos residuos emocionales como crear más? ¿Podemos sentir el huracán energético que hace terminar una vida mientras los vientos de cambio nos apuntan a una dirección nueva y más productiva?

Muchas personas temen la acción de Plutón en sus vidas. ¡Pero el miedo no es una respuesta útil y ten cuidado con aquellos que lo alientan! Plutón nos exige un corazón poderoso que pueda liberar todo lo que ya no respalda quiénes debemos ser. En conjunción con Saturno nos recuerda que el cambio más imponente también puede ser un poderoso catalizador para la sabiduría madura. Si bien esta conjunción puede tener un efecto de purga en nuestras vidas en algún nivel, si podemos reconocer su acción como una solución, no como un problema, podemos manejar esas tormentas con más sabiduría. Esta conjunción de pesos pesados planetarios nos invita a una relación más madura y perspicaz con nuestro poder inherente. Ilumina el área donde lo proyectamos sobre otros o sobre las instituciones que buscan controlar nuestras vidas para su propio beneficio. En los próximos años debemos ser dueños de nuestro poder y la responsabilidad que conlleva. O enfrentar con toda su fuerza las consecuencias de negarse a hacerlo. Debemos cavar hondo y levantarnos fuertes frente a los juegos de poder cada vez más desesperados de aquellos que sienten que la influencia se escapa de sus manos a medida que las personas se despiertan ante sus mentiras.

Urano y Eris tienen su opinión

Tanto Urano como Eris se estacionan directo en el momento de la conjunción, lo que refleja cómo esta alianza entre Saturno y Plutón puede detener nuestro camino. Quizás no de inmediato, sino a medida que sus energías con el tiempo se “recuestan” e impregnan nuestra vida cotidiana. La lucha por el poder puede ocurrir en el escenario mundial de maneras imprevistas, mientras que las consecuencias kármicas de los ególatras que se creen los dueños de todos los derechos se vuelven cada vez más evidentes. Aquellos en el poder que se niegan a detenerse un momento para reflexionar sobre su intención pueden verse confrontados con los inevitables resultados de la arrogancia ciega. En las palabras atribuidas a Mahatma Gandhi: “¿Cuál es el punto de correr tan rápido si corres en la dirección equivocada?”. En este nuevo ciclo de Saturno/Plutón, la desaceleración se convierte en un acto radical de autodeterminación: una oportunidad para dejar de girar en un torbellino sin fin, reunir nuestros pensamientos y sentimientos y abrazar por un tiempo su contemplación más profunda.

Por el contrario, una cuadratura desde Eris hasta la conjunción anuncia una oportunidad para moverse a través de la intensidad mucho más rápido que antes. Aquí vemos el potencial para que nuestra percepción del tiempo cambie exponencialmente. Lo que una vez tardó años en procesarse, ahora podemos hacerlo en unos pocos meses y lo que tomó meses puede llevar semanas o días. Tenemos la oportunidad de sufrir menos y obtener mayores recompensas, pero debemos elegir hacerlo. Nuestra actitud es clave para esta elección. Si nos enfocamos en el dolor sin esperanza de cambio, eso es lo que obtendremos. Si procesamos el dolor, trabajamos con él, somos auténticos dentro de él, el resultado podría estar más allá de nuestras imaginaciones más salvajes, ya que el poder rejuvenecedor de un corazón poderoso es desatado dentro nuestro.

En este sentido, la noción de “largo plazo” está cambiando bajo nuestros pies a medida que las fuerzas evolutivas inundan nuestras vidas con tal intensidad que podemos ser barridos con su abrazo antes de recuperar el aliento. Un día estamos viviendo esta vida y luego bam, todo cambia. Así nomás. Las trampas externas pueden parecer muy parecidas (al menos durante un tiempo), pero el tejido mismo de nuestra vida ha cambiado sin retorno. Lo sabemos y lo sentimos, incluso si aún no podemos articularlo. Esta experiencia se está volviendo más frecuente a medida que nos despertamos a las fuerzas de cambio que actúan en todos los niveles de nuestro ser. Ya no podemos ignorarlos o descartarlos porque se han convertido en nosotros. Son la fuerza de la vida misma, refrescada y renovada por las fuerzas vitales que inundan este planeta y a todos los que viven sobre ella.

En medio de estos momentos de cambio repentino se encuentran aquellos de mundanidad que adormecen la mente y que nos desafían a poner en práctica regularmente todo lo que profesamos creer. Este es el “trabajo” de la evolución consciente: vivir la vida ordinaria de una manera extraordinaria, conocer la “realidad” material como lo más importante y a la vez lo menos real de nuestra existencia. Podemos extender la mano y tocarlo, identificarlo, nombrarlo y, sin embargo, si buscamos su sustancia, se derrite ante nuestros ojos. Nada es lo que parece y, sin embargo, debemos vivirlo de todos modos, tanto lo mundano como lo divino. Al hacerlo, encarnamos el espíritu humano ilimitado que se alza triunfante, sin inmutarse por las barreras que debe romper para dejar su huella.

Ocupando nuestra propia soberanía

Enero será intenso, seguro. También será inmenso en términos del nuevo comienzo anunciado. Los ciclos de Saturno/Plutón hablan de poder y responsabilidad. De lo que hacemos con la influencia que tenemos sobre la vida. De lo que elegimos crear y destruir. De cuán bien maduramos (o no) en seres intencionales de gran potencial creativo. Con la conjunción Saturno/ Plutón ocurriendo en Capricornio gobernado por Saturno en cuadratura con Eris, la tendencia a concentrar el poder en manos de los ricos, los confiados, los ‘titulados’ y los ‘expertos’, recibirá un poderoso golpe en los próximos años. Muchos se caerán de su percha y veremos algunas caídas espectaculares de la gracia. Aquellos que propaguen tales bases de poder enfrentarán un desafío inquebrantable a sus suposiciones de tener la titularidad de dicho poder a medida que las personas ocupen su propio lugar de control en lugar de entregarlo a aquellos que nos quieren hacer creer que saben más.

Por el contrario, aquellos que elijan proyectar poder sobre los demás y perpetuar una personalidad de “pobre de mí” enfrentarán desafíos intensos e incesantes para esa visión del mundo. En tiempos de cambio como estos, primero debemos hacernos cargo de nuestra propia actitud. Entonces, y solo entonces, podemos ocupar la soberanía que permite que nuestro mundo sane.

¡Feliz año nuevo a todos!

Sarah Varcas
Traducción: Marcela Borean
Oneness University Trainer
Terapeuta, Investigadora y Docente de Terapias Florales Nave Terra
Consultora en Decodificación Bioemocional y REORIxINS en Humano
Puente
Facebook: Marcela Borean Decodificación Bioemocional
Capilla del Monte, Córdoba, Argentina
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás un correo semanalmente con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad