Preguntas frecuentes (muy frecuentes diría yo) con relación a este proceso de adaptación (llamado también Proceso de Ascensión y/o Despertar Espiritual) que estamos viviendo

¿A qué se deben los síntomas físicos, mentales y emocionales?

Se deben a que la Tierra está recibiendo una mayor cantidad de energía electromagnética que proviene del espacio exterior en forma de Tormentas Solares y oleadas de Radiación Cósmica, y como respuesta a ellas (por resonancia) el núcleo del planeta en el que vivimos aumenta su vibración.

¿Cuándo va a terminar?

YA NO VA A TERMINAR. Dejaremos de sentir los síntomas físicos, mentales y emocionales cuando todos nuestros cuerpos (físico, mental, emocional, etérico, astral etc…) se adapten a esta nueva frecuencia vibratoria. Es un proceso de adaptación, no un evento aislado.

¿Los niños y los animales también lo sienten?

Sí, todos los seres que existen en el planeta están experimentando este proceso de adaptación, incluidas las plantas y los elementos. Los niños lo sienten con menor intensidad porque hay menor resistencia (menor densidad) en ellos, pero también lo sienten. Con los animales pasa lo mismo, ellos también se están adaptando y su conciencia se está expandiendo al punto que se comportan como humanos de 2 o 3 años. Las plantas también se están adaptando, cuando hay una tormenta solar fuerte (como la que estamos experimentando ahora) crecen mucho más rápido o se achicharran dependiendo de la planta.

¿Por qué algunas personas no sienten nada y siguen haciendo su vida como si no estuviera pasando nada?

Porque para ellos “no está sucediendo nada”. Sólo sienten estos síntomas quienes son conscientes de ellos, no es que otras personas no los sientan, es que le atribuyen otra causa porque todavía no tienen la frecuencia necesaria para diferenciar entre un síntoma “real” y uno provocado por energía. Nos volvemos conscientes de este proceso cuando somos capaces de identificar que nuestros síntomas no se parecen en nada a algo que ya hemos vivido antes y empezamos a buscar respuestas fuera de un consultorio médico. Es necesario tener la frecuencia compatible para que nuestro proceso individual empiece. El punto de no retorno es cuando nos preguntamos seriamente; ¿qué me está pasando?

¿Por qué siento los síntomas antes o después?

El proceso de cada quien es INDIVIDUAL, cada uno de nosotros vibra en diferentes frecuencias a lo largo del día (sí, del día). La oportunidad y la compatibilidad son determinantes. Supongamos que la frecuencia de una Tormenta Solar representa una carga energética de 80Hz, pero que la frecuencia base de ustedes son 8Hz, la brecha entre ambas frecuencias dificulta que se encuentren. Todo en el Universo es energía, frecuencia y vibración, y la energía sólo existe en forma de onda o partícula. La partícula está más cerca de los 8HZ y la onda de los 80Hz. Si ustedes están en modo partícula muy difícilmente sentirán la onda. Es más probable que alguien vibrando a 70Hz anticipe y sienta esta onda antes que alguien vibrando a 10Hz. Nuestra vibración individual puede ir de los 8Hz a los 80Hz en menos de 30 minutos (o el tiempo que nos lleve elevar nuestra frecuencia de forma consciente). El objetivo de este proceso es que seamos capaces de sostener la frecuencia más alta durante la mayor parte del tiempo.

¿Me estoy volviendo loco/a?

NO, no se están volviendo locos/as. Cuando aumenta nuestra frecuencia vibratoria y empezamos a dejar de ser sólo partícula para convertirnos en onda, nuestra consciencia se expande y la expansión de nuestra consciencia provoca que tengamos una vista “panorámica” más amplia, nos volvemos capaces de percibir, recibir y emitir frecuencias más precisas (que antes no percibíamos) porque nuestra vibración es más cercana a la de una onda. Siempre hemos emitido y recibido ondas de frecuencia, pero ahora somos menos partícula y por eso nuestra sensibilidad aumenta. Esto también provoca que nuestra mente racional consciente se tenga que actualizar, lo que antes considerábamos imposible se vuelve altamente probable y lo que era sólo probable se convierte en algo cotidiano. El fenómeno se llama disonancia cognitiva, y no se están volviendo locos, sólo están resignificando la realidad tridimensional.

¿Qué significan mis sueños catastróficos? ¿Es una premonición del fin del mundo?

Los sueños son frecuencias que recibe y almacena nuestro cerebro mientras dormimos. Al momento de despertar nuestra mente consciente se activa y literalmente traduce estas frecuencias en imágenes. Si la frecuencia recibida proviene de una ola de Radiación Cósmica, nuestra mente racional la traduce como invasión extraterrestre, lluvia de meteoros, meteorito que destruye la tierra, lluvia de fuego, o cualquier cosa que provenga del espacio exterior; si la frecuencia recibida proviene de un aumento en la vibración del centro de la Tierra (aumento en la Resonancia Schumann) nuestra mente consciente la traduce como terremoto, tsunami, erupción volcánica, o cualquier cosa que pueda asociar con destrucción, incluso la caída de todos nuestros dientes. Nuestro cerebro almacena la frecuencia, pero nuestra mente consciente le da significado, y nuestra mente consciente no puede poner imágenes que no están dentro de su repertorio por eso es que usa estas imágenes (invasión alienígena, terremoto etc) para decirnos que recibimos una frecuencia que está fuera delo normal y que podría ser una amenaza para nuestra vida y nuestra integridad. Nuestros sueños dejan de ser catastróficos cuando nuestra mente consciente ya tiene otra referencia y nosotros dejamos de sentir como una amenaza estas frecuencias.

¿Qué puedo hacer para dejar de sentir estos síntomas?

Nada. Los síntomas sólo pueden sobrellevarse mejor si evitamos poner resistencia al proceso. Lo ideal es fluir con estas energías, reconocerlas y ayudarle a nuestro cuerpo físico a adaptarse de forma satisfactoria dándole lo que nos pida (sí, a veces pide una hamburguesa doble con queso porque necesita densidad y es importante regular la energía). Mantenernos en una frecuencia alta la mayor parte del tiempo también facilita que estas partículas de luz se muevan libremente a través de nuestro cuerpo físico. Nosotros sólo podemos decidir cómo queremos experimentar este proceso (que tipo de experiencia tridimensional queremos tener), pero no podemos hacer nada por evitarlo o detenerlo. Una vez que nuestro Ser Superior nos avienta por el tobogán, ya no hay nada que podamos hacer para salir del agua. A nadar, patitos, a nadar.

~Alicia~
https://www.facebook.com/Carta-Astral-222-397997227376404

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás correos con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín

Un Comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad