Conexión Lemuria / Más de la Intratierra

Historia, misión y enlaces para asistir/ facilitar recupero de memorias, dones y estudios allí vividos y adquiridos por nuestras almas.

Hace cerca de 4.500.000 años a.C. El Arcángel Miguel, con su equipo de ángeles de la Llama Azul y muchos seres del Reino de la Luz, con la bendición del Padre-Madre-Dios, escoltaron hacia este planeta las primeras Almas que se tornarían en la simiente de la Raza Lemuriana. Las Almas nuevas encarnadas en este planeta vinieron originalmente de la Tierra de Mu, del Universo de Dahl.

A esa altura, la Tierra expresaba por todos lados mucha perfección, mucha abundancia y mucha belleza difíciles de imaginar hoy en día. Finalmente, otras razas de Sirius, Alfa Centauro y Pléyades, y de otros planetas, vinieron a unirse a estas Almas Simientes para junto con ellas también evolucionar. Lemuria, como una Madre Patria, se tornó en la base de una Civilización Iluminada en este Planeta.

En ese tiempo, en la Tierra no existía ninguna expresión de quinta dimensión y ellos vivían principalmente en sus cuerpos vibracionales de luz de quinta dimensión, con una capacidad para disminuir sus vibraciones para experimentar, en otros cuerpos, niveles vibracionales más densos, volviendo a sus cuerpos de luz cuando lo quisiesen. La Era Lemuriana se extendió aproximadamente de 4’500,000 a.C. hasta cerca de 12.000 años atrás.

El territorio perteneciente al gigantesco continente de Lemuria, incluía las tierras que actualmente se encuentran sobre el Océano Pacífico, conocidas como Hawaii, las islas de Pascua, Fidji y de Australia hasta Nueva Zelanda. El continente incluía también tierras del Océano Indico y Madagascar. La costa este de Lemuria, se prolongaba hasta California y parte de Columbia Británica en Canadá. Hace 25,000 años atrás, la Atlántida y la Lemuria eran dos de las civilizaciones más evolucionadas de aquél tiempo, pero combatieron una contra la otra por causa de sus “ideologías”.

Tenían ideas diferentes acerca de cuál sería la dirección indicada para la continuidad de las otras civilizaciones en este planeta. Los Lemurianos acreditaban que las otras civilizaciones menos evolucionadas deberían continuar su evolución a su propio ritmo, de acuerdo a sus propios entendimientos y caminos elegidos. Pero a su vez, los Atlantes pensaban que las culturas menos evolucionadas deberían ser controladas por las dos civilizaciones más evolucionadas que ellos representaban. Esta discordia causó una serie de guerras termonucleares entre la Atlántida y la Lemuria.

Cuando las guerras terminaron se puede decir que no hubo vencedores. A grosso modo, como muchas otras civilizaciones, cayeron definitivamente a un nivel de cuarta dimensión, y más tarde, por completo a la tercera dimensión. La Atlántida y la Lemuria se tornaron víctimas de sus propias agresiones y las tierras de cada continente se enfurecieron por aquellas guerras. Las personas fueron entonces informadas, a través de sus sacerdotes, que en menos de 15,000 años sus continentes serían destruidos.

Así, con el objetivo de obtener permiso para construir una ciudad que formase parte de la red subterránea de Agartha, los Lemurianos tuvieron que ser aprobados por muchos organismos, como la Confederación Galáctica de los planetas, que ya habían aprendido su lección a partir de años de guerras y agresión.

Con el permiso concedido, los Lemurianos construyeron una ciudad denominada Telos, con el propósito de albergar aproximadamente a 200,000 personas. Pero, cuando el continente fue destruido, lo que aconteció un poco antes de lo previsto, muchas personas no conseguirían llegar a la ciudad de Telos a tiempo, cuando el cataclismo ocurrió, apenas 25,000 personas llegarían al interior de la montaña logrando salvarse.

Es sabido que la Amada Madre Patria desapareció una noche. Cuenta el Maestro Himalaya, a través de Geraldine Innocenti (el Alma gemela de El Morya) que la mayoría de los sacerdotes permanecían fieles a la Luz de su sagrado llamado, como capitanes de un navío próximo a hundirse, permanecieron en sus puestos decididos a esperar el fin, cantando y orando mientras las aguas llegaban y los ahogaba.

Poco antes de que Lemuria se sumergiera, algunos sacerdotes y sacerdotisas, sabedores de que retornarían a su hogar, se ofrecieron también como voluntarios para otorgar su apoyo al proceso, irradiando su fuerza y coraje al continente mientras desaparecían junto con él. La verdad es que esa ayuda fue ofrecida para contrarrestar el miedo que acompaña siempre a toda actividad cataclísmica.

Estos afectuosos benefactores, con la irradiación de su sacrificio, rodearon, literalmente, las auras de las personas con un manto de Paz, permitiendo así la creación de un vehículo que los liberaba del miedo, para que los cuerpos etéreos no fuesen tan severamente marcados. Muchos miembros de la clase sacerdotal realizaron pequeños grupos estratégicos en varias locaciones, y rezaron y cantaron a medida que aumentaba el nivel de las aguas. La melodía que cantaban era la misma que actualmente es conocida como: Auld Lang Syne.

A través del canto y el sacrificio de estos sacerdotes que eligieron estar juntos en grupos cantando hasta el final, mucho miedo fue mitigado, manteniéndose un cierto nivel de armonía y, de este modo, el daño y el trauma para las almas que perecerían fueron enormemente disminuidos. La idea de brindar este soporte fue para evitar que el daño de todas las horribles experiencias no dejara una cicatriz y un trauma profundo en el cuerpo etéreo y en la memoria celular de las personas, ya que les llevaría varias vidas sanarlos.

Los sacerdotes y los músicos que los acompañaban cantaron y rezaron ante la llegada de las ondas de agua que alcanzaba un nivel hasta sus bocas, pero permanecieron así hasta el momento en que desaparecieron. Durante la noche, cuando ya las masas dormían, cobijadas por un cielo estrellado, todo terminó. La amada Madre Patria fue inmersa bajo el Océano Pacífico. Ninguno de los sacerdotes abandonó su puesto ni mostró evidencia alguna de miedo. ¡La Lemuria desapareció con dignidad!

Auld Lang Syne fué la última canción dedicada a Lemuria. Esta noche te pedimos que cantes esta canción de nuevo como parte de nuestra presentación. Las personas de la Tierra obtienen nuevamente esta canción a través del pueblo irlandés. Somos esos antiguos conocidos reuniéndose de nuevo. Aquellos de nosotros pertenecientes al Reino tridimensional estamos reunidos ahora, en consciencia, por ser antiguos amigos y miembros de la familia de Lemuria.

Instalen muy dentro de sus corazones, mis amigos, esta próxima afirmación. Antes del total hundimiento de Lemuria, fue profetizado que, un día, en un futuro algo distante, muchos de nosotros se reunirían en grupos y cantaríamos esta canción de nuevo, sabiendo, con toda certeza, que la “Victoria de la Tierra” estaba garantizada.

Y casi con lágrimas en los ojos Adama nos da a saber, que muchos en esta sala, esa noche estábamos entre aquellas valientes almas que sacrificaron su vida para el beneficio colectivo. Aplaudamos a ese coraje de antaño y festejemos ahora nuestro reencuentro, y continuemos la gran misión Lemuriana de asistencia a la humanidad de todo el planeta, hacia la senda de su gloriosa Ascensión.

Un nuevo día, un nuevo mundo, está por nacer. Aprendamos como las lecciones de Amor de la Nueva Lemuria, el paraíso reencontrado, están a punto de manifestarse de nuevo. Estamos aquí esta noche para co-crear en conjunto una muy importante limpieza y sanación para el planeta y para todos nosotros también. Vamos a llamar a esto la primera limpieza de los antiguos registros lemurianos dolorosos, que están como remanentes en los corazones y las almas de la mayoría de las personas.

El tiempo de nuestra separación está por terminar y estamos religando ahora corazón con corazón a un número cada vez mayor de ustedes, diariamente. Quedemos ahora en silencio durante unos breves momentos mientras dentro nuestro establecemos nuestra intención de permanecer con nuestros registros limpios y sanos. Anclémoslo profundamente en nuestro corazón.

Después de efectuar la limpieza y sanación para vuestros registros, permanezcan en silencio, y desde su corazón, pidan permiso a su Ser Superior, para otorgar limpieza y sanación para toda la humanidad que pueda, en este momento, tener sus propios registros limpios. Creamos una Nueva Lemuria en 5a. Dimensión, un paraíso de maravillas y magia.

Todo cuando soñaron está aquí y mucho más.

Cuando llegue el momento, en conjunto con ustedes, extenderemos a Lemuria a la dimensión de superficie de este planeta. Enseñaremos todo cuanto sabemos y todo lo que hemos aprendido en estos últimos 12,000 años a las personas de la superficie.

Yo soy Adama, y junto con mis compañeros Lemurianos, en conjunto, aplaudimos esta pacífica victoria.

Fuente: Esta canalización es del Maestro Ascendido Adama, y fue difundida por Carolina Serrano y extraida del libro Telos 1 de Aurelia L Jones.
https://memorial68.com.mx/…/185377-ERRGFUUHWJP-telos-libro…/

Nota: Adama es el Sumo Sacerdote, el líder espiritual de la sagrada ciudad lemuriana de la Luz denominada Telos, situada bajo el monte Shasta, en California. En Telos, es el jefe del Consejo Lemuriano de la Luz, así como embajador y diplomático de los contactos galácticos con nuestros Hermanos y Hermanas Estelares, en nombre de la humanidad del interior y de la superficie del globo.

https://compartiendoluzconsol.wordpress.com/…/conociendo-l…/

Más de la Intratierra

Agartha por Sheldan Nidle

Recuerden, la Tierra interna no es lo mismo que la Tierra externa, porque la Tierra interna es una realidad 5D, los seres plenamente conscientes viven allí. Vamos a hablar sobre quiénes son, solo quería que tuvieran una mejor idea. Nosotros como personas en este planeta no somos de aquí, y tendemos a hacer lo correcto. La parte exterior de cada planeta es donde se encuentran la diversidad de ecosistemas más frágiles, delicados e importantes. Por lo tanto, es normal que los humanos galácticos plenamente conscientes estén en el interior de los planetas, porque a través de las leyes de la física de vórtices que se relacionan con cómo se crearon todas las cosas que vemos, las estrellas, los planetas, etc, todos son huecos.

El Sol es hueco al igual que todos los planetas, así que este mundo interior, esta Tierra Interna, será la realidad 5D, el hogar para la humanidad de la Tierra cuando completemos la transición hacia seres plenamente conscientes. Es un lugar de extraordinaria belleza y una instantánea adecuada sobre cómo Gaia volverá a verse de nuevo. Echemos un vistazo, la base de esto cuando llegamos aquí hace aproximadamente 900.000 años era este mundo enorme. Este es el continente más grande de la Tierra, se conoce como Lemuria.

El antiguo nombre similar a Mu, simplemente significa la primera madre en lemuriano, en este gran lugar, es donde comenzó todo. Cuando estaba en las islas Hawái pude contactar con gente, pero simplemente no era un gran escalador, así que no pude ir. En realidad, hay personas que saben dónde se encuentran algunas de las antiguas ruinas de Lemuria en el monte Haleakala, así que afrontémoslo, es real, no está inventado. Esta es una historia increíble, pero también hay una parte interna en la Tierra de esto.

Siendo seres plenamente conscientes, incluso aquellos que eran muy etéreos como lo fueron los humanos que vivieron originalmente en el mundo superficial de Lemuria, sabían y entendían completamente que, en última instancia, la base para ser parte de una administración global en este planeta era vivir en el interior. Hablaremos de la historia de Agartha, de por qué no está Lemuria allí. Agartha es el último remanente vivo de Lemuria, que fue colonizada hace 900.000 años como dije.

Lemuria fue colonizada por las 50 principales naciones estelares humanas de la Federación Galáctica de Luz. La parte interior de Lemuria es por supuesto Agartha, la parte superficial de Lemuria, se hundió durante un ataque provocado por la Atlántida hace casi 25.000 años. Continuamos, como dije, todos los planetas son orbes huecos, no son sólidos. Este es un ejemplo de cómo se ve la Tierra por dentro y esta es el área, que se parece al exterior, como dije, la parte interior y la parte exterior son sólo continuaciones la una de la otra.

La diferencia en este momento se debe a la necesidad de bajarla a 3D en el exterior, debido a que las vibraciones 3D son las que nos permiten existir. El mundo 5D es diferente, tiene una expansión, de hecho, cuando nos volvamos plenamente conscientes y todo el planeta se reúna, este planeta en realidad tendrá un diámetro mucho mayor del que tiene ahora, se expandirá. Esta es una vista del interior de nuestra Tierra, este es el Sol central aproximadamente de 800 millas de diámetro, el núcleo central, que flota, porque esta es la atmósfera.

La atmósfera del exterior del planeta se mueve hacia el interior del planeta y luego se mueve al exterior del planeta, lo cual significa que hay algo especial alrededor de las entradas. Hay energías especiales que permiten que las energías 5D se conviertan en 3D. También actúan como un muro, si la gente no quiere que entres en su interior, puede detenerte. Es lo que ha sucedido algunas veces con nuestros militares que han tenido episodios poco agradables debido a lo que pretendían hacerles a los aghartianos.

Así que recuerden, el interior tiene árboles, tiene lagos, tiene océanos, tiene continentes. Se ve básicamente como el exterior, excepto que es mucho más hermoso porque conserva su realidad 5D. Hay pequeñas nubes alrededor de su Sol, es por eso que las personas que lo vieron por primera vez en el siglo XIX le llamaron Dios Humeante.

Sheldan Nidle
https://www.facebook.com/groups/921181317968068/permalink/3164575656961945/

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás correos con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad