3D Apegos emocionales

Descubre la manera Perfecta de liberarte de todo apego.

Hay un deseo común, que es el cumplimiento de lo que se cree que va a dar felicidad al “yo ego”…ese deseo, es apego, porque cuando ponemos en él la seguridad y la certeza de la felicidad, es el miedo el que nos hace desear agarrar con las manos nuestra felicidad y ella no se deja agarrar.

Sólo lo descubrimos observando bien despiertos cuando nos pueden los miedos, cuando nuestras motivaciones son reales; ¡si nos aferramos a los deseos, es señal que hay apego, el apego habrá perdido la batalla cuando lo descubras, y ya no tendrá el poder que la inconsciencia le daba, tu mandaras ya sobre él! La aprobación, el éxito, la alabanza, son las drogas con las que nos han hecho drogadictos las sociedades, y al no tenerla siempre, el sufrimiento es terrible.

El día que entres en plenitud en tu realidad, el día que ya no te resistas a ver las cosas como son haciendo a un lado tus “necesidades”…. puede que aún sigas teniendo deseos y apegos, pero ya no te engañarás… la base del sufrimiento es el APEGO y es el DESEO… en cuanto deseas una cosa compulsivamente y pones todas tus ansias de felicidad en ella, te expones a la desilusión de no conseguirla.

Todo lo que necesitas es concientizarte de tus apegos de las ilusiones que esas cosas son y estarás en camino hacia la libertad las cosas son lo que son no son mías y no son tuyas o de él, no has de apegarte a ninguna cosa ni a ninguna persona Ni aún a tu madre, porque el apego es MIEDO, y el apego es un impedimento para que puedas amar; cuando un Arquero dispara simplemente para competir, apunta con toda su destreza pero cuando dispara para un premio en oro pierde toda su razón y toda su destreza, su habilidad no cambió, pero si el premio, Y se preocupa más por vencer que por tirar y la necesidad de ganar lo vacío de poder; la ambición, quita poder, la felicidad es tu esencia, tu estado natural, y por ello, Cuando algo se interpone, la oscurece, y tienes miedo a perderla, te sientes mal, porque ansias aquello que ya eres.

Es el apego a las cosas qué crees que te proporcionan felicidad lo que te hace sufrir, lo malo es que la mayoría equipara a la felicidad con conseguir el objeto de su apego o de su deseo y no se da cuenta que su felicidad está Precisamente en la ausencia de los apegos, y él no está sometido al poder de ninguna persona o cosa.

Si quieres ser feliz Procura no perseguir tus deseos, porque ellos no son respuesta para tu vida; para ser feliz, abandona tus deseos o transfórmalo, entendiendo preferentemente su limitado valor.

La realización de los deseos trae alivio y bienestar más no felicidad; la raíz de todo sufrimiento es el apego y el apoderarse, y apegarse no es más que proyectar el ego y el miedo sobre tal o cual cosa…. tan pronto como proyectas el ego en algo, el apego se instala. Cuando retiramos lentamente las palabras yo, mi, o a mí de nuestras propiedades, ropas, sociedad, congregación, país, religión de nuestro cuerpo de nuestra personalidad, el resultado es liberación, es libertad.

 Cuando no hay yo, las cosas son lo que son, Dejas que la vida sea vida, Tú no tienes que impresionar a nadie, nunca más estás completamente cómodo con todo el mundo, no deseas nunca más nada de nadie; el no cumplimiento de tus deseos no te hace infeliz… si comprendieses tus deberes, apegos, atracciones, predilecciones, inclinaciones, ¡Y si te desprendieras de todo eso, el amor aparecería!

Segunda ley espiritual: puedes Obtener cualquier cosa que tu corazón desea, sin embargo, si tu felicidad, sentido de seguridad, o sensación de poder, dependen de alguien o de algo en tu vida, entonces estás apegado a esa persona o cosa y esto es la cadena que te ata a una frecuencia inferior y te mantiene estancado. Tu orientación, es cortar Los lazos que te atan a las personas o las cosas y las emociones; cuando todos los apegos se liberan ya no puedes seguir siendo manipulado emocionalmente, esto te permite reclamar tu poder y ser Genuino.

¡Libera tu espíritu y el de los otros, déjalo ir! El temor de no ser nada, hace que uno se adhiera a algo y te apegues a algo o a alguien; el proceso de aferrarse, implica conflicto y dolor porque aquello a lo que te aferras no tarda en desintegrarse, como tu coche, tu posición, tus bienes, tu esposo o esposa… Así que en el proceso de retener hay dolor y para evitar el dolor decimos que hay que estar desligados.

El miedo a la sociedad el miedo a no ser nada el miedo al vacío nos hace apegarnos a algo… a un país, a una idea, a un Dios, a una organización, a un maestro, a una religión o a una disciplina; en el proceso de apego hay dolor y para evitarse el dolor tratemos de cultivar el desapego.

La única manera de cambiar es cambiando nuestra comprensión, pero: ¿Qué es comprender? ¿Cómo se hace?  pues piensa en la forma como nos esclavizan varios apegos… Tratamos de reorganizar El Mundo de manera que podamos conservar esos apegos, porque el mundo nos amenaza constantemente… Temo aquí, que una amiga deje de amarme porque puede preferir a otra persona, y tengo que hacerme atractivo porque tengo que ganarme a esa persona. Alguien me lavó el cerebro para creer que necesito su amor, pero realmente no lo necesito, no necesito el amor de nadie, sólo necesito entrar en contacto con la realidad, necesito escapar de mí prisión, de mi programación, de mi condicionamiento, de mis falsas creencias y de mis fantasías! Necesito escapar así a la realidad, la realidad es amable.

¡Es absolutamente encantadora la vida eterna que es ahora mismo! Estamos rodeados de ella, como el pez en el océano, pero no lo sabemos, estamos demasiado distraídos por este apego.

Pasajeramente el mundo se organiza para adaptarse a nuestro apego, pero ahora te voy a pedir que hagamos este rápido y ejercicio en donde pienses en algo o en alguien a lo que tú estés apegado o en otras palabras en una casa, o una persona sin la cual tú creas que no serás feliz… podría ser tu empleo tu carrera tu profesión tu amigo o el dinero mismo…con lo que sea! y dile a esa persona objeto o cosa que realmente no le necesitas para ser feliz, dile: realmente no te necesito para mi felicidad, puedo ser feliz sin ti, Tú no eres mi felicidad, tú no eres mi alegría, si tu apego es una persona pues ella no se va a sentir muy feliz que digamos al oír esto, pero dilo de todos modos, incluso puedes decirlo secretamente desde el fondo de tu corazón, En todo caso tú te pondrás en contacto con la verdad y Esto será una fantasía pero la felicidad es un estado en que no hay ilusiones en la que se descarta la ilusión.

Yo tenía que decir esto, pero un buen día le dije a Dios que no lo necesito y mi primera reacción fue: esto es muy opuesto a todas las cosas conforme a como me criaron, pero bien, algunas personas quieren hacer una excepción con respecto a su apego a Dios y dicen: Si Dios es el Dios que creo que debe ser, no le va a gustar que renuncie a mi apego a Él.

Pues bien, si tú crees que no serás feliz si no tienes a Dios, ¡Entonces ese Dios en el que tú piensas, no tiene nada que ver con el Dios verdadero, porque tú estás pensando en un estado de ensueño, estás pensando en tu concepto, y Es que a veces uno tiene que deshacerse de Dios para encontrar a Dios!!!

Muchos místicos nos lo dicen… todas las cosas nos han llevado de tal manera que no hemos descubierto la elemental verdad de que los apegos perjudican las relaciones en lugar de ayudarlas.

Puedes decirle perfectamente a tu esposo o esposa: ¡No te necesito ni necesito tu presencia para poder ser feliz, porque puedo gozar plenamente de tu compañía, pues ya no más celos ya nomás propiedad ya no más aferrarse a algo, a un estilo de vida y es una dicha estar contigo esposa mía o esposo mío, pero sin aferrarnos!

¡Sin embargo, estoy seguro que todo esto para muchos de ustedes es como si les hablara en un idioma desconocido Y es que yo necesité de muchos, muchos años para comprender esto plenamente y a veces me parece divertido ver personas Aparentemente objetivas como terapeutas y directores espirituales decir acerca de alguien que es una gran persona y me gusta! Pero más tarde descubro que me gusta porque yo le gusto, miro dentro de mí mismo y descubro esto una y otra vez, que yo estaba apegado al aprecio y a la alabanza y ver a las personas en función de que ellas constituyen una amenaza o un estímulo para mi apego No necesitamos realmente De nada ni de nadie porque el amor es un estado, Dios es un estado, eso que tú Eres, es el estado que tú eres, eso que llamas Dios! y tú eres la felicidad y tú eres la alegría y no necesitas ni tienes porqué alcanzar algo que tú mismo o misma eres porque….

¡NUNCA HAZ DEJADO DE SER! Fally Herdez
Shalom om Rá Anhk Rá Shankar Nehru Sethi
https://www.facebook.com/Shankarerhu

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás correos con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín

Un Comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad