El Alma y sus viajes en la materia

Te recuerdo que nuestra conciencia proviene de otras dimensiones, que somos entidades del universo, inteligentes e individuales y, sobre todo, eternas.

Nuestra ruta está marcada y diseñada por nosotros mismos. Cuando decidimos nacer en esta humanidad creciente, realizamos un viaje desde nuestro Origen cósmico hacia esta tierra.

De la misma manera, cuando nos vamos de ella, regresamos a nuestro mundo, a la estrella o al planeta del cual procedemos. Es así de sencillo. Sólo el cerebro puede tener una pequeña traba, debido a que aún no se ha grabado este recorrido con asiduidad.

Te garantizo que, si tienes este conocimiento en lo más profundo de las entrañas y le das presencia todos los días de tu vida, tu Mente Cósmica finalmente logrará grabarlo y lo tomará como propio.

Tengo la firme convicción de que aunque no comprendamos quienes somos, existe en nosotros una llama interna que jamás apaga nuestra chispa divina. Y esta esencia sagrada existe de forma inherente en todos.

El recuerdo de lo que eres está más allá del cerebro y de la genética humana, está en lo más profundo de tu existencia, en aquella parte que no se puede tocar, ni herir, ni esconder: está en ti, sí. Y quizás tengas que dejar de buscarte en la mirada del otro para comenzar a percibir tu propio universo.

El recuerdo está por dentro y por fuera de cada envoltura; cada célula de tu cuerpo representa al multiuniverso; cada fibra de tu ADN se entrelaza a las trece dimensiones que habita tu conciencia y cada aspecto de tu ser te une al lugar del que vienes, a tu Origen cósmico.

Si el tejido del alma te hablara, te contaría cada experiencia que has vivido en este universo, te diría que eres un viajero estelar y que tu Ser se originó más allá del universo conocido. Si lo escucharas, comprenderías que estás lleno de múltiples herramientas a través de las cuales manifestarte.

El alma es el gran registro de toda tu existencia en este universo local, es energía pura, sin sentimientos, sin dualidad, sin ningún contenido del humano inconsciente. Está abierta para ti, sigilosa, compasiva y eterna; espera el momento en que te cubrirá de su dulce compañía.

Solo has de descubrirte y, cuando te encuentres, comenzar a SER.

Descubrirte es admitir que existes, es quitar cada capa que quitó tus ilusiones, es desmantelar la creencia y el decreto, y abrir tu simiente para que germine, crezca y se muestre ante el cielo profundo que te cobija.

Cuando te descubres, generas en ti una energía sublime, que es la misma que te permitió nacer en esta tierra.

La vida y la muerte son hechos sagrados que la conciencia viajera utiliza para poder integrarse en distintos mundos y, por ende, en diferentes razas cósmicas. Esta conciencia viajera siempre es eterna, tan solo muda de vehículo, pero siempre, siempre, vuelve al Origen.

Anael – Desencarnación,
El regreso al Origen Cósmico.

 

Una parte de los artículos publicados en este sitio web son extraídos de la red si usted cree tener los derechos de actor de alguna de nuestras publicaciones le agradecería me escriba y me envié el link donde está el articulo para pasar a retirarlo o Marcarle el derecho de autor le agradezco su buena comprensión y desde ya gracias.

 

Si accedes a la opción Solicitar boletín
recibirás correos con las novedades que se vayan introduciendo,
tendrás acceso a artículos destinados solo a las personas suscritas
y a otras opciones que se irán incluyendo poco a poco en el boletín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la Política de Privacidad

Responsable: Mercè Lobo
Finalidad: Gestión y moderación de los comentarios
Destinatarios: No se ceden datos, todo queda registrado en esta web
Derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos
Contacto: info@eltallerdelalma.com
Más información en Política de Privacidad